Desgracias con suerte

Que decirles de estos días!!! no ha sido nada fácil!! Por un lado la felicidad de un nuevo año, (año nuevo de religión judía: Shana Tova !!!)  pensar en nuevo objetivos, reunirse, comer, y desearse cosas buenas; por el otro la terrible realidad me devuelve muy rápido a lo cotidiano, con 2 hechos muy terribles: Juan fue asaltado en su trabajo por 3 chicos encapuchados y armados, por suerte,  como decimos acá, no les hicieron daño, pero se llevaron cosas personales y portátiles, que por supuesto tienen cosas personales: cosas de trabajo, diseños, fotos de los chicos, proyectos, cosas que le son propias y no cree poder recuperar, no es solo el portátil (notebook, o celulares) es el tiempo, el trabajo acumulado, y las cosas que uno va armando con el tiempo. A 3 pocos días d este episodio, el viernes, día de la primavera, fuimos con Balta y Benja a tomar helado, nos divertimos un montón, se llenaron la nariz de helado de chocolate, volvíamos en el auto de lo mas divertidos cuando en un segundo, el auto que iba delante mío, freno de golpe, y yo no tenia demasiado espacio entre el de adelante y el de atrás, y no pude evitar chocarlo, esas cosas de medio segundo, que era pensar en que pudiera pasarle algo a ellos o a mi, o al auto, y fue el frente del auto que quedo destrozado. Imaginen el impacto: gritos, el golpe seco del choque, los chicos llorando asustados, y yo asustada a mi vez teniendo que reaccionar y ocuparme de eso.

Mientras intercambiábamos datos de seguro, patentes y registros, veía que mi auto echaba humo, y pensaba en el arreglo, en lo que estaría roto, y demás… mi angustia era tan grande que solo quería irme y recomponerme, hacer denuncias, y llamar al mecánico, me dijeron que dejara el auto, en la calle, pero la verdad es que estando a pocas cuadras de mi casa, solo quería llegar, perdido por perdido, me fui hasta mi casa, me ocupe de los chicos, y me fui a llamar por teléfono, hice denuncias, tramites, y demás, y me quede un rato sola en la cocina, y me puse a llorar. Descarga, angustia, bronca, impotencia, lo que quieran, es mucha mala suerte junta: el robo y el choque, lo que pudo haber pasado, la desgracia de sentir que estaba en el momento equivocado y demás pensamientos de cosas que no se pueden arreglar y por supuesto el tema económico: todavía no termine de pagar el arreglo de la dirección, y acá estoy otra vez con el auto en el taller….

Son desgracias con suerte? Sí, porque todos estamos bien. Si se arregla con dinero no es problema? probablemente si, pero no me sobra….y me falta!

Pero no dejo de sentir que es como tener una nube negra encima de la cabeza, y lo único que espero es que nos pase pronto. 

bs

 

Carla

Anuncios

4 pensamientos en “Desgracias con suerte

  1. No sé porque no dejé comentsrio en su momento, seguramente algo me interrumpió…
    Muchas cosas en poco tiempo, espero que la nube negra haya dado paso al arcoiris…
    ¿Cómo estás hoy? ¿Cómo siguió tu esposo? ¿Los niños? un abrazo con mucho cariño

    • estamos, no estamos de todo recuperados, y nos dura el susto! los niños hablan de ello, mi marido sigue enojado, y todos los días recuerda cosas que perdió… yo estoy haciendo números y viendo como voy a resolver todo… gracias linda por tu comentario! (no tienes que comentarlos todos, pero me encanta que lo hagas!!!) 😀
      bsss

  2. Me alegra que no hayan tenido inconvenientes.
    Yo también vivo en Argentina y las cosas no son nada faciles….
    A mi robaron 2 veces en el auto, y fue muy traumatico!
    suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s