Los otros 40

Pensé que esto iba a pasar bastante más adelante, que todavía nos quedaban muchos años de juventud, diversión y despreocupación, pero en lo que va del año, mi grupo de amigas se ve rodeado de problemas de salud:  Pilar empezó el año con unas biopsias en el estómago, porque parecía tener algo similar al colon irritable, felizmente nada ocurrió, yo con mi nódulo en mi pecho derecho, que sigue estando ahí, y debo controlarlo por 3 años mínimo mas, en un par de meses me vuelve a tocar control, la sobrina de 3 meses de Paz, está en trámites desde que nació porque necesita un trasplante de hígado, y ese tema nos ha partido el corazón a todas, y para coronar este año Pia nos contó el viernes que tiene un problema en la tiroides, que puede ser un Cáncer.

Ahí, esta, todo junto, 7 mujeres entre 40 y 50 años que están atravesando la plenitud de la vida con o sin hijos, nos llegó la etapa de la enfermedad y los controles exhaustivos, mucho antes de lo que todas esperábamos.
Será que la vida cotidiana nos pasa factura? Será que la responsabilidad, la independencia, el “hacernos cargo”, las corridas diarias, los disgustos en cualquiera de nuestros ámbitos, nos cobran “peaje”?

Yo creo que sí.

Creo que en alguna parte pagamos un costo, que viene implícito con todo esto: nos hacemos “mala sangre”, para viajar al trabajo, (y viajar en transporte público en Argentina, o lidiar con el trafico en auto, creanme, no es nada fácil) discutimos con nuestros jefes, o compañeros, nos molestan los comentarios de las personas que no nos tratan bien (en una tienda, la calle, o algún conocido) y al final del día estamos con toda esa mala energía que se nos sumó, y en algún caso tuvimos la suerte de descargar, en otros no, y eso queda registrado en alguna parte del cuerpo.

Siempre pensé que los problemas de salud empezaban mucho más adelante… no sé a qué edad, pero mi negación dice más adelante. Los nuevos 40 nos muestran como chicas de 30: en el mejor de los casos: bellas, profesionales, y familiares. Sonriendo, felices y llenas de vida.

Y sí, es así, pero no es solo eso. Evidentemente el cuerpo no está igual y pasa factura, enfermedades cardíacas, cerebrovasculares, enfermedades terminales, todos los estudios empiezan a partir de los 40. Esa es la otra cara, la otra parte, que no esperábamos,  pero que,  definitivamente, está.

bs

 

Carla

 

Anuncios

2 pensamientos en “Los otros 40

  1. I’ve tried a couple of times to pull off this comment in Spanish and it’s just not coming across, so forgive my apparent lack of attempt.

    However, it’s so true what you’re saying. We think we’ll be young, if not forever then for an indeterminate amount of time. Then we suddenly find that life slips by us quickly and pretty soon we’re looking at saying more good-byes than hellos.

    It’s scary, but I guess we can try to hold onto hope that life and God also find ways to sustain us in the process.

    In any case, may God be with you and your friends through these times!

    • Don’t worry about the language, I appreciate it!
      Is scary to know that we begin the time for good byes…I believe in God and I hope he take care of me in all this process.
      Many thanks for the comment, and the wishes!
      (And leave all the comments that you want in english!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s