Tirones, cartas y una realidad que me apabulla

Aquí, estoy , en medio de un desvelo, son las 5 AM y mas alla del te de tilo o un cuarto de clonazepan, sigo sin dormirme.

Que me aqueja? uhhh varias cosas, no han sido fáciles las últimas dos semanas; mi papá lleva varios días con temas de salud: dolores de espalda, (que le dificultan caminar bien) problemas en el aparato digestivo (bazo e hígado agrandados, e inflamación intestinal), fiebre x la noche hace varios días, y una irritación en la vista, pero no es solo lo físico, sino como lo anímico empieza a jugarle una mala pasada y lo tiene en cama, pensando que esta muy viejo (y esta grande, pero no estaba así…), lo que significa que seguramente haya cosas que van a cambiar y que voy a tener que tomar bajo mi responsabilidad.

Con el tema de la efectivización de trabajo trajo apareados un montón de inconvenientes de seguro medico que no tenia y no se iban a solucionar en 6 meses y por suerte ayer, me dijeron que la situación debía estar cerrada a mi favor a fin de mes. ( pero hasta que no lo vea,  no me voy a quedar tranquila)

Mi jefe esta viniendo aquí a Buenos Aires de visita y si bien, sé que esta bueno, y puede ser una oportunidad, eso me tiene un poco nerviosa…es la primera vez que lo voy a ver personalmente…y después de 8 meses de trabajar es un poco raro, no le “saco la ficha”*, aún)

Mi pequeño Benja cumplió 3 añitos la semana pasada, mandamos torta a la colonia de vacaciones, fuimos a jugar a la tarde  a la plaza, y por supuesto el Combo incluyo la cena en Mc Donalds ;). Pensábamos festejarle su primer cumple, oficial con amigos el sábado anterior, con un inflable y todo, pero tuvimos que suspender por la lluvia, por suerte nunca le dijimos nada, y funcionó bastante bien, porque no lo sufrió, pero yo me quede triste, me hacia mucha ilusión festejarle su primer cumple…Esperemos tener mas suerte este fin de semana….

La verdad es que para comenzar el año, demasiadas cosas, yo hubiera querido tomar un poco de sol, mirar un poco de árboles, caminar un poco, mirar el rio y mirarme un poco el ombligo y que sea una época mas tranquila para todo, pero se ve que no es así y que lo que me toca vivir es otra cosa.

Ya se que siempre vivimos repartidos entre una cosa y otra, que si no son los chicos, es el trabajo, o el sueldo, o… pero extraño tener un momento de tranquilidad y de conexión conmigo, donde podía sentarme   y simplemente descansar.

No se si esa época volverá o si es la etapa de la vida en la que una va  para todos lados, porque siempre hay hay una razón para salir corriendo (y no necesariamente de espanto!)

Así que vuelvo a lo primario, a lo principal y mas importante que es conectar conmigo, mirar todas las cartas y pensar que puedo hacer ahora,  con cada una.

Y lamentablemente  en este juego, yo no doy las cartas y hay cartas que no puedo cambiar!

bs, me voy a meter en la cama un rato mas!

Carla, entre cartas, fichas y un croupier que no me hace fácil las cosas

cartas poker

cartas poker

 

*sacar la ficha, es saber claramente como es y como funciona el otro.

Anuncios

Regalo adelantado de fin de año

Minientrada

Creo que este es finalmente mi regalo de fin de año.

No minimizo mi esfuerzo, ni mi trabajo interno. Hubo esfuerzo, aprendizaje y momentos de desesperación, de desencanto y tristeza, pero finalmente lo he conseguido: Tengo este trabajo, me confirmaron hace un par de días y eso me tiene muy contenta.

Claro que en el medio he recibido algunos comentarios desagradables, pero la gente que es importante para mi se ha puesto feliz.

Así que voy a detenerme un momento acá, voy a parar la cabeza, y lo voy a disfrutar, porque en un mundo donde las cosas estan patas para arriba, yo puedo tener un proyecto, por pequeño que sea, y pensar en cosas buenas, en el “por venir”.

Hoy definitivamente, mi vaso esta medio lleno (repito foto)

Les mando un beso,

Carla, trabajadora y felizvaso

 

Limpieza

Se viene una semana laboral compleja, no se si buena o mala aún…. la chica a la que reemplazo ya esta de vuelta, pasaron velozmente estos 6 meses y aquí estoy, sin definiciones sin saber, sin poder resolver.

Estuve de gran limpieza hoy: papeles, notas y recortes para leer “cuando tenga tiempo”, cuadernos viejos, folletos guardado para hacer collage, sacando cosas viejas, para que entren nuevas, estoy en una época de aprendizaje, de rearmarme y reformular mi camino….

En tanto arreglo encontré unos viejos cuadritos que me mande a hacer hace años cuando me fui a vivir sola, por primera vez, decían frases hechas, que viene bien, volver a ver: “vivi una vida extraordinaria”, “nadie como vos volveré a existir otra vez”, “enamorate”, y una foto mía al lado de un cartel de una muestra de Retratos (“Portraits”) de Henri Cartier Bresson, que es un gran recuerdo en mi vida….

No importa lo que vaya a pasar, no importa que siga sin definir un millón de cosas, esas   3 cosas son mi  buen augurio de la semana.

La vida tiene esas cosas, de repente te trae algo a la cara, y cuando realmente lo ves, es como un mensaje encubierto, como si una mano invisible, se acercara a mi y me dijera, “no te olvides de esto”.

Así que entre la música y un nuevo playlist, las fotos, los recuerdos, creo que es un momento de barajar y dar de nuevo.

bs, 

Carla

 

¿Qué tengo que aprender de esto?

Hay cosas que me cuestan entender, y estoy segura que significan algo que no termino de darme cuenta.

No creo en las casualidades, creo que las cosas pasan por algo, nos enseñan algo, y la gente aparece en nuestra vida por una determinada razón.

Este último martes a la tarde, llovía, yo volvía del trabajo, caminando desde la estación de tren,  estaba a punto de subirme a mi auto recién arreglado, y me corrí al lado de la puerta porque paso un colectivo con poco espacio, y no quería que me tocara. Afortunadamente, no me toco a mí, pero me destrozo la puerta del auto del lado del conductor. Como decimos acá, la hizo giratoria. Cómo ocurrió? no lo tengo muy en claro, supongo que no vio, y entre adoquines mojados, se resbaló.

Como nunca, me agarro un ataque de desesperación y llanto. Literalmente a los gritos no entendía como había pasado, que había pasado y como mi auto, que había salido del taller el sábado a la mañana, podría estar dañado de nuevo el martes…

Misma calle, mismo auto, misma persona, dentro de un mismo mes.

Y me pregunto que tengo que aprender esto?

En mi busqueda de querer entender  y preguntarme, hablé con quién fue mi analista muchos años, y su comentario es que hay que tener mas precauciones, que la gente esta muy desequilibrada en la calle, mas, los manejan (manejamos), que seguramente yo estaba pasando por una situación de estrés (y de ahí el explotar, que en principio es sano, porque uno saca afuera y no se destruye el cuerpo)  y que piense si tengo ganas de manejar por un tiempo….Que no eche culpas de algo que en este caso, yo no tengo mucho que ver.

Mi mama cree que estoy muy exigida y paso de preguntarme si Juan y yo nos íbamos a separar, a asegurar que yo me ocupo demasiado de todo…Mi mama hace lo que puede…

Y yo,  que creo? Creo que estoy cansada. Que tener tantos frentes abiertos y no poder resolver cosas, cerrar y abrir puertas nuevas, me genera mucha angustia. Y creo que tengo que entender que no puedo andar con la energía desperdiciada en cualquier lado, sino enfocarla mejor, al menos en lo que dependa de mi. Algunos ejemplos: Mi trabajo no se confirmo aún (y no tengo demasiadas certezas de que ocurrirá con esto), la situación de la persona que nos ayuda en casa, esta resuelta en principio, pero no es definitivo y se acerca la fecha en la que se cumplen los 6 meses de plazo, temas de salud que necesitan tiempo, y el tema económico que me apremia y no cesa…yo que necesito un poco de certezas, y eso no parece estar a la orden del día… Necesito sentir que puedo tomarme vacaciones de mi misma y descansar, porque alguien se va a ocupar de mi y de arreglar todo lo que me pasa.

Necesito recuperar un poco de mi energía y volver a ser yo, porque me siento gris, y empobrecida con todo esto.

Necesito re apropiarme de mí, para volver a reconstruir el camino.

Fue como un arrebato. Cómo si ese colectivo pudiera llevarme también a mi en ese golpe…

Y aqui estoy, depacito, juntando mis partes, rearmandome.

Un abrazo, fuerte, un beso a la distancia, un deseo de felicidad!

Para todos!

Carla

Mística, tal vez…

Días de hijo único

Ayer, último día de las vacaciones de Octubre (nueva semana de vacaciones que tienen los chicos en el colegio primario, para no llegar tan agotados a fin de año), arreglé con Balta, que me quedaba con él en casa todo el día y que a la tarde  podía invitar 5 amigos a jugar. Imaginen la excitación: 6 chicos todos juntos, corriendo, jugando, y compartiendo toda la tarde! Suelo darle este gusto algunas veces al año, sobre todo en vacaciones cuando mas extraña a sus amigos, y aprovecho el viernes, día que estoy temprano en casa, para organizarles la tarde. De hecho uno de sus mas amigos, se quedaba a dormir, por primera vez, así que “agrandamos el Combo”. (Confieso que con estas cosas, me siento una súper mama).

Así que después de una pequeña pelea por meterse en una conversación por Skype con mi trabajo, hicimos un montón de cosas: fuimos al súper, al banco, y hasta me acompaño a mi sesión de kinesiología. Almorzamos juntos, buscamos a Benja y por suerte se hizo rápido la hora de que vengan sus amigos

Todo salió muy bien, el pobre Benja, estaba de lo mas intimidado, viendo a los chicos correr por todo el jardín, jugar y comer sin parar. No salió, y se quedo cerquita mío jugando solo. Me dijo que el también quería invitar a sus amigos.  Al otro día y para equilibrar un poco, que Balta se fue a pasar el día y a dormir a la casa del amiguito que vino, y nos quedamos solos con Benjamin.

Pura panzada de cariño: salimos a dar una vuelta con el triciclo, comimos juntos, leimos cuentos, dormimos la siesta en su cuna, mucho mimo, mucho cariño, Benja esta con una sonrisa feliz y ya me comprometió, a que lo acueste. Y por supuesto, no me negué.

Yo soy hija menor, y tengo solo una hermana mas grande, (ya me leyeron hablar de ella en varias oportunidades) cuando era chica, me encantaba hacer plan con alguno de mis papas, sola, no tenía que ser maravilloso, solo un rato conmigo. Los hermanos mayores, tienen una época de hijos únicos con sus papas algo que los menores desconocemos, empezamos a compartir desde que nacemos, y la verdad es que nunca me queje y esta bueno tener hermanos, ese momento de ser especial, es increíble: nos hace fuertes e importantes, y eso, nos acompaña toda la vida.

Es importante armar plan con los hijos juntos y separados, es bueno para uno, y también para ellos.

Bs, Carla

Yendo rápido a ninguna parte

Ayer estaba haciendo una presentación para mi trabajo, y tenia que escribir sobre la personalidad de diferentes etapas de las personas entre los 12 y los 45 o mas años:     12-15, 15-18, 18-24, 25, 35, 35-44, 45+

Mientras iba escribiendo me acordaba de mí en cada etapa, pero puntualmente pensaba en esta sensación de velocidad que yo tenía a los 20 y pico, de ir,  venir, salir, trabajar, correr, bailar, ir a fiestas, irme un fin de semanas con amigas, de vivir todo, disfrutar de todo lo que pudiera, porque mi alma curiosa e ingenua, a la vez, necesitaba aprender, conocer, y saber.

Trabajaba 12 horas por dia, porque creía que eran un par de años y escalaba posiciones, salía todo el tiempo, porque sabía que alguien para mi estaba ahí afuera y yo lo tenía que encontrar, (y mi ansiedad no me dejaba pensar que tal vez el me podría buscar a mí), estudiaba, tenía un millón de amigos, iba a muchas fiestas, siempre tenía un bolso a mano, por si me iba un fin de semana, e irse, porque la vida era así, rápida y veloz, la vida era ir a 10.000… esquivar y saltar obstáculos de cosas que no quería, no servían,  o no sumaban en ese momento.

La realidad es que no llegué tan rápido, que no hice todo lo que cría que iba a hacer, que cuando tuve que parar el shock fue grande, porque un día me di cuenta que podía tener a donde ir, pero en realidad no estaba yendo a ninguna parte….

Los años dan un codo en el camino, y me doy cuenta que en algún momento pasado el shock tenía mucho que aprender, y que,  si las cosas me llevaban mas tiempo, tal vez yo necesita reforzar mejor mi aprendizaje. Entender como había llegado hasta ahí, que me había pasado,  que podía hacer con todo este bagaje de información y experiencias que llevaba encima. Y lo mas importante: decidir, para donde quería ir yo, no adonde me llevaban;  que quería yo  en ese momento para mi, y entender que no necesariamente debía ser una decisión eterna, que podía cambiar y elegir otro camino si éste no funcionaba. Que equivocarme era,  de ahora en adelante una parte del camino y lo sería,  seguramente para siempre.

Hoy trato de ir mas lento, porque necesito disfrutar un poco mas, permanecer en este hoy que tiene mucho de bueno para mi, frente a todo un futuro, que puede ser prometedor, pero también es incierto.

Y eso también es parte de la realidad.

Disfrutar, disfrutarse, disfrutarme.

Eso, así.

Buen viernes!

Carla

PS el tema de la velocidad tiene varias aristas… ya seguiré explorando este tema!

Compartimentada

Domingo a la mañana, tempranito, sentadita en la cocina, tratando de conectar conmigo.

Esto de vivir compartimentada es muy desgastante: los chicos, el trabajo, la casa, Juan, yo misma… no me ha resultado nada fácil estos días…. Debo reconocer que en el camino, me encontré pidiendo soporte, explicaba mi situación de stress, mi no quejarme, pero estar cansada, y con alegría digo que recibí de todo: soporte, cariño y compañía de Juan, cariño y cuentos de mis hijos, buenos consejos, oídos atentos, risas con mis amigas y que todo eso me ha hecho sostenerme mejor.

Cuando estaba preocupada por cosas de trabajo, que parecen ponerse de acuerdo en complicarme los viernes por la tarde/noche, y con ello el fin de semana, en una charla con Juan, me decía: “yo no entiendo mucho de puestos de trabajo; al fin y al cabo, todos son empleados, todos tienen un jefe distinto, todos tienen cuentas que rendir a alguien, y mañana a la mañana todos pueden desaparecer, y vos lo viste muchas veces, en varios trabajos. No te persigas” O como me decía una compañera de trabajo nueva, “vos no te olvides de lo que hiciste, de quién sos, y lo que hiciste con tu vida laboral hasta llegar acá. Hace 5 años que trabajas sola, y te fue bien, esto son 6 meses, no le des mas importancia de la que tiene.”

Sabias palabras. (aunque tenga que recordármelas otra persona)

Mis papas, no pudiendo con su genio, ni su edad, preguntándome, como estoy, y si necesito algo, queriendo ver mas alla de mis ojos, y saber que es lo que me tiene tan contracturada…

Mis amigas el miércoles, en la cena mensual, haciéndome reír, diciendo cosas divertidas y trayendo, un frasco de “píldoras”(confites en realidad), que se llaman dosis de amistad, para tomar las que prefiera, y en la despedida la frase fue: “vos vas a ser la chica inolvidable for ever.” O un almuerzo el viernes con una amiga relativamente nueva, de los últimos 5 años, (13 años mas chica que yo) diciendo, “no te preocupes tanto, las cosas se te van a acomodar y sabes que Carla?, no sabes lo que disfruto de nuestras charlas, y lo bien que me hace tenerte de ejemplo.” Yo que siento que hago lo que puedo, mas que ser ejemplo de alguien…

Benja, levantánsose termprano, hablando de cama a cama con Balta (mientras los escucho por el baby call), diciendo en tono de pelea: “Mía mama, no tuya”, y Balta que es mas grande, le dice, “no, es de los 2; ella siempre dice que es de los 2, y de papa tambien, un poco..”. Esos ratos de cuentos en la cama (la mia para que engañarnos), antes de irse a dormir, con beso abrazo y cariño incluido, que me hacen dormir envuelta en alegría y un poco de paz….

Y yo, yo misma, que salgo a correr, al sol, y a mirar el rio, a llenarme de un poco de eso y descargar un poco de todo lo que no me sirve… que voy en el tren, mirando por la ventana, soñando un poco, escribiendo recuerdos que me hacen bien.

Este año me decían que mi familia es un poco un barco, y con este cambio mío laboral de no estar en todo el día en casa, después de haber estado durante 5 años, era como ordenar de nuevo el barco y repartir obligaciones y necesidades. Que el proceso podía ser largo y los cambios de este tipo llevan tiempo.

Mi ansiedad que necesita tener todo ordenado ya, todo resuelto, saber todo, hacer todo, llegar a todos lados…. y yo que necesito salir al sol.

Hoy en buenos aires, por suerte, tenemos sol, mientras escribo, miro de reojo por la ventana, y veo el rayo asomando en el jardín…. Hace muchas años, cuando recién empezábamos a convivir con Juan, los domingos eran mi momento de soledad, me preparaba un rico desayuno, cafe con leche, jugo, tostadas, algo de fruta, me sentaba en el balcón dejaba que me inundara el sol y me ponía a escribir; y como hace años no me pasaba, hoy también domingo a la mañana estoy sola, con un desayuno rico, escribiendo, escuchando pajaritos, y pensando en cosas buenas para mi. Todos duermen, y es como robarle un momento a mi realidad cotidiana.

Salgo a sentarme al sol, antes que alguno se de cuenta, y me devuelva a la realidad.

Carla, asoleada 😉

<