Fracaso

Estoy un poco triste estos días porque mi mejor amiga que vive en Madrid estuvo de visita y ya se fue. La verdad es que este viaje tuvimos poco tiempo, pero al menos tuvimos oportunidad de tener una charla más que interesante que me dispongo a compartir con ustedes.

Poniéndonos un poco al día, preguntándonos un poco como están nuestras  cosas, nos pusimos a hablar de su pareja, y me dijo que después de varios años, las cosas ya no podían remontarse: buenas y malas épocas, cosas que no se arreglan, y la sensación de que si bien se quieren mucho , se acabó el amor. Ya no hay un proyecto mutuo que los movilice, ni ganas de buscar un proyecto nuevo. Se puso triste y me dijo: un nuevo fracaso, amiga.

Yo me quede pensando un rato y dije: no, fracaso, no. Fracaso es otra cosa. Fracaso, no es que después de 8 años tu pareja no funcione, en 8 años pasan muchas cosas y ustedes han sorteado todo tipo de problemas: falta de trabajo, problemas de salud, problemas familiares, y siempre han estado ahí, juntos. Esto es otra cosa, amiga, se acabó el amor, y hay que mover para otro lado, es tiempo de cambios, de nuevos aires, de pensar en una nueva etapa de tu vida, y que queres para vos para los próximos años.

Mi amiga no fracasó, después de 8 años de pareja.

Su pareja fue maravillosa durante 8 años, pero ellos crecieron por lugares diferentes, tienen otras necesidades, otros tiempos. Quieren otras cosas, y no dejan de quererse, pero no es tan mas enamorados el uno del otro. Eso pasa.

El día que mi amiga y yo nos despedimos   y tomamos el último café, me agarro la mano y me dijo: Gracias amiga, me voy liviana, vine con una pesada carga de tener que contar a mi familia, que me iba a separar y pensando en que ellos me iban a compadecer y a pensar pobrecita mi hija, está sola de nuevo  y me di cuenta que es cierto, que 8 años de pareja es un logro enorme, y que termine no significa que uno haya fracasado, de hecho no me siento fracasada en absoluto, siento que tengo fuerzas para ir por mas…

Me quede contenta con sus palabras y su mejor opinión acerca  de si misma…

Me fui pensando en lo exigidos que estamos a diario en convertirnos en personas exitosas, en  que todo nos salga bien, y brillemos  todo el tiempo, cuando esto es imposible.

Los demás, lo social, y nosotros mismos, todo se junta para ponernos presión y sumarnos stress.

Y no es así.

Somos los mejor que podemos ser, con nuestras miserias y nuestras virtudes  y lo importante  es que  intentamos por todos los medios seguir adelante.

Les dejo un beso

Carla

(Igual me pareció importante revisar la definición de la Real Academia Española de Fracaso

fracaso.

(De fracasar).

1. m. Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio.

2. m. Suceso lastimoso, inopinado y funesto.

3. m. Caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.

4. m. Med. Disfunción brusca de un órgano.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados)

Anuncios

La chica inolvidable


Hace muchos, muchos años, cuando todavía iba a la secundaria, estaba enamoradísima de  un profe de teatro que tenía en el colegio, después de años de mucha histeria, encuentros de casualidad, (nos hemos cruzado  hasta en un bar en Haifa.) y mucha perseverancia de mi parte, pero mucha en serio!, tuvimos un encuentro real, que incluyo masajes y cariño. Recuerdo que estaba muy nerviosa y no lo podía creer. Tenía 20 años.

Pasaron los años y el se convirtió en un actor conocido, aparecía en películas de Marcelo Piñeyro, o en programas como Resistiré, Doble Vida o Valientes y si bien nos cruzamos algunas veces, nunca mas lo vi.

Muchos años mas tarde, yo ya casada, con mi carrera y matrimonio a full, nos cruzamos de nuevo en una exhibición de circo de mi sobrina, fue muy lindo el reencuentro, nos abrazamos y charlamos un montón, me presento a su hijo y todo. Yo me vanaglorié con mi carrera porque hijos no tenia. Mire a mi alrededor:  un millón de ojos de mujeres me miraban con absoluta envidia. Diego no solo es encantador, los años lo beneficiaron y es un bombón.

La semana pasada recibí un mail suyo en una casilla de correo laboral, que no tiene manera de tener a menos que me haya buscado. Y así, fue, necesitaba ponerse en contacto conmigo, por temas de negocios. La verdad? Me puse re contenta, no solo seguía siendo al chica inolvidable, sino que se acordaba de mi, lo suficiente como para buscarme después de tantos años. Le conteste y le pase mi celular, no solo me llamo al otro día ( y hablamos como 20 minutos), sino que  me di el gusto de hacerme la “espléndida”,  contarle un poco mi vida,  escuchar que el quisiera mostrarme un proyecto suyo ( a mí!! que  en realidad quería comercializar (cosa que yo no voy a hacer), y dejamos flotando tomar un café… (cuando una esta casada, esto puede no ser una buena idea).

Como me sentí? Contenta, triunfante… sentí que la vida me daba la revancha a mí.  Internamente la chica de 20 años que vive adentro mío, me lo agradeció enormemente.