Finalmente, le tocó a Juan

El mundo perfecto se desmoronó el martes por la tarde: asaltaron a Juan. Horrible; entraron en le estudio, eran 3, armas, gritos, todos al piso, y de a poco se llevaron la notebook, el celular y después de mucho, dar vueltas, encontraron todo su dinero, de adelantos de obras.

Cuando me llamó no lo podía creer, estaba enojado, violentado del maltrato, el que vive en Suiza, porque cree que nunca le va a pasar nada, que los robos, los asaltos, y demas yerbas solo  ocurren a lo lejos….

La alarma “funcionó”: llegaron 30 minutos mas tarde que se fueron los ladrones, yo pensaba que al menos estaría mas consciente de la situación de que finalmente no le habían hecho nada, ni lo golpearon, ni lo mataron, ni le pegaron un tiro, ni lo tajearon…

El no puede dejar de pensar en el dinero. Y en algún lugar lo entiendo, pero el no entiende como a mí solo me preocupa que el este bien. No me malinterpreten, recuperarse de ese dinero no le va a resultar fácil, pero sería mucho mas grave si estuviera lastimado en alguna otra parte que nos ea su ego.

Yo le recordaba el juicio de auto que tiene 4 años y debe estar por cobrar (que le cubre perfectamente el agujero económico) y él me decía “una vez que puedo hacer plata, querés que me la gaste en esto? ni en pedo, fue la respuesta” De nuevo yo entiendo su enojo pero saben que? Me saca su no entender,  que en esta situación,  la cosa podría haber sido muchísimo mas grave.

Sé que Juan no es el único, y que hay  miles como él todos los días, pero hay cosas mas terribles: fíjense en el paro de España, y lo que pasa en La puerta del Sol, robarle a un país su futuro no tiene perdón. Fuerza del otro lado del charco!!! no se resignen a una realidad que no soñaron.

bs,  buen finde!

Carla

Anuncios