Bikini after ’40s


Caro nos había invitado a la casa a pasar el día. (Cabe aclarar que Caro vive en las afueras de Buenos Aires, y vive en una hermosa casa con perros, pileta y jardín). Alla fuimos las 7 amigas a pasar el día.

La verdad es que hacía mucho tiempo que no pasaba el día con ellas y estaba bastante entusiasmada, solo había un pequeño detalle: la bikini.

La bikini después de los 40 es todo un tema. Tenemos varias posturas, todas respetables:

– la que la usa.

– la que cree que ya no esta para esto

– la que le da un poco de vergüenza si la miran (mi caso)

– la que le importa todo un cuerno

– la que cree que esta como a los 20 (y podemos discutir, si es o no así).

Bueno, era mi primera vez en mucho tiempo de exponer el cuerpo, (sobretodo porque después de Benja, (mi hijo menor, de 2 años) me quedaba un kilo y medio y ya no es así, volvimos a subir 3 y contando! ), la verdad es que hace ya 2 o 3 años que uso bikini, ya mis partes de abajo, son tipo short o pollera, nada de andar mostrando la cola y lo que viene con ella: celulitis y/o estrías y/o gordura, (y cada una le agregará lo suyo)

Llegué para el almuerzo, y estaban todas instaladísimas en la pileta, hacia mucho calor, así que me quede en traje de baño en seguida diciendo: todo bien con la bikini, pero yo ya no estoy para mostrar el culo: y en eso, me dí cuenta que había  6 pares de ojos mirando. Comentarios varios: “ay que original”, “ahhhhh,  que linda me gusta” “bueno, que cada una se ponga lo que prefiera”, y claro, ahí me di cuenta: los años no solo pasaron para mi: Eugenia con sus + de 50 esta muy bien, a Caro se le cayó (y ensancho) la cola, Pilar, que se ve divina, y esta toda floja, Pía corre y entrena todas las semanas, pero esta gorda y tenia esas bikinis con tiritas como a los 20, Marina, esta flaca, flaca, flaca y esta convencida que esta mejor que antes y a  Paz,  estar gorda, ya no le importa.

No me malinterpreten, no las juzgo a ellas, sino a mí. Yo que estaba preocupada por mi, y por como me veo, me di cuenta que en algún lugar todas tenemos un bichito chiquito de competencia, de ver como estamos o llegamos a determinada edad.  De seguir estando lindas y deseables. Ya en nuestras charlas, sobretodo antes del verano, uno de los tópicos son los electrodos, las ondas rusas, y la mesoterapia, (aunque de postre comamos helado y chocolate con el cafe,  que por supuesto tiene edulcorante).

Seguramente a todas nos pasa lo mismo: el tema de la exposición, del cuerpo, de vernos bien, y como se ve una con respecto a las otras.

En mi caso particular, puedo decir, que mas alla de muchas cosas, es difícil que el cuerpo  cambie y no para bien. Antes, no cenaba un par de días, y mi panza desaparecía, ahora tengo que hacer dieta un par de semanas sin harina, para que baje el rollo. Es difícil mirarse al espejo y encontrarse con otro cuerpo. La realidad es que no tengo ni ganas ni disponibilidad para internarme en un gimnasio, me gusta comer, y en algún lugar, se vé que el rollo no me importa demasiado…

Igual creo que el concepto de estética ha cambiado mucho, y el prototipo de mujer es diferente, la nueva generación tiene otro concepto, y otra relación su cuerpo, lo llevan distinto.

(igual me  divertí googleando bikini a los 40, y que aparecieron las 3 imágenes de abajo, divinas ellas!)

xoxo

Carla

naomi watts bikinibikini a los 40bikini a los 40

Anuncios

Porque yo lo valgo

Tenia que hacerme el rato de ir al super y comprar un montón de cosas de perfumería. ¿Vieron que hay cosas que entran en la compra general (el shampoo y acondicionador, son un buen ejemplo),  pero temas como hidratante para rostro, loción,  autobronceante o crema de celulitis,  no.?

Antes,  eran parte de mi compra de free shop, pero claro, la realidad es que ya no viajo 2 o 3 veces al año, no consumo marcas de  u$s 200.- en adelante,  salvo algún capricho para el contorno de ojos, o un serum esporádico…(Es genial,  cuando una mas lo necesita, no es el momento…)

Entonces caí en cuenta que los laboratorios tienen el mismo origen, ergo, las cremas de menor precio, no pueden ser tan malas. Tal vez tengan menos cantidad de la magia de las mas caras;  (de hecho lo consulte con un par de consultoras y me lo confirmaron, con el típico: “aquí lo digo, aquí lo niego”), así después de un rápido recorrido entre góndolas,   estaba  en al caja, muy contenta, revisando si tenía todo: Loción, crema para el día anti arrugas y firmeza con SPF 15, (horrible, compré las de “a partir de 40”, disculpen es mi primera vez….), autobronceante, celulitis, iba mirando y tachando de la lista, solo agregué una oferta de shampoo nuevo para probarlo con un baño de crema, todo en el mismo pack; cuando terminé de ver todo  me dí cuenta de una pequeña cosa….todo era de la misma marca, pero claro, este no es el tema… el tema es que vende la marca?. Sí, años de trabajar en agencias, de armar estrategias para  diferentes marcas, y caí  en la trampa: la Publicidad.  Así es: “yo lo valgo”

Mire bien los productos y pensé: Valgo como: Penélope Cruz (shampoo), Andie Mc Dowell (crema de día), Doutzen Kroes (celulitis), y viendo que la lista continuaba, deje de pensar…

Así que ya saben: Pé: Quiero tu melena, Andie: valoro tus arrugas, (y las respeto), Doutzen: muero por tus piernas!

Porque yo (también) lo valgo!!

bs

Carla  (Divine!)