Guardianes

Ahhh diciembre…. reuniones, brindis, festejos, corridas, regalos… en todas partes del mundo es igual, es como si tuviéramos que encontrarnos con todos antes que cierre el año, como si la próxima semana las cosas no fueran igual…

Este fin de año, después de armar el árbol, y hablando de escribir la carta con los regalos Balta me dijo que ya sabía que no existía Santa Claus; que éramos nosotros, los padres; la noticia me tomo por sorpresa, al principio puse cara de nada, y después no hubo con qué remontarlo, ya esta, cayeron el Raton Perez (la version latina de El hada de los dientes), los Reyes y demás, se termino la ilusión…. y me dio mucha pena; creer e ilusionarse siempre es importante….

Como contrapartida de eso, quiso ir a ver la película “El origen de los guardianes”, la de Jack Frost, donde justamente habla de esto: de que ellos dejan de existir y tener fuerza, si los chicos dejan de creer en ellos. Y lo importante que es para los chicos aferrarse a una ilusión, como recibir un regalo de Santa, un alguién que los cuida, mientras duermen, (como Meme, o el guardián de los sueños), los dientes que se dejan debajo de la almohada en realidad guardan los recuerdos felices, para cuando uno los necesita y se olvida quién es y de dónde viene (el hada los guarda en una cajita con la foto de cada chico), el conejo de Pascua, y la cacería de los huevos. Todos están ahí, para cuidar a nuestros hijos de las pesadillas, y los miedos, fortaleciéndolos desde la esperanza y lo importante de creer en si mismos. Y que en algún momento esto los haga fuertes.

(Guiño importante a los marketineros, la peli muestra como arman estructuras y cadenas de implementación de grandes ideas y procesos, pero se olvidan del trabajo de campo: o sea ver la cara de los niños y saber de la importancia que implica el contacto con la realidad)

Salimos del cine, con Balta convertido en Jack Frost, el nuevo guardián, fuerte y seguro de si mismo, y yo, pensando en como desde chicos, necesitamos creer e ilusionarnos y sobre todo creer en nosotros mismos, para que esto nos haga entender el camino y saber que todos somos elegidos para una misión.

Todos somos elegidos, y tenemos una tarea para hacer.

No se si tengo demasiado en claro, cual es la mía. Tal vez no sea solo una, y sean varias a los largo de esta vida.

Este 2012 no ha sido un año cualquiera. Es un año en el que siento que todo tuvo doble esfuerzo, y por ende doble cansancio. Es un año difícil, pero también feliz. Es un año de muchos obstáculos y muchas satisfacciones.

Espero que el próximo, sea un poco menos agotador e igual de feliz. Y, de yapa, ya que el mundo no se terminó el 21/12, que a todos nos sea un poco mas leve, que los gobernantes sean un poco mas sabios, y menos egoístas, que el mundo sea un poco menos cruel, y mas solidario, que haya menos gente en situación de calle, y mas hogares, con calor de hogar.

Que vos, y yo, sepamos que soñar y creer en una realidad mejor es un derecho, tuyo, mío, de todos . Y ojalá, un día, pronto, sea posible.

Feliz año 2013!!

beso, Carla

(Va el trailer de la peli: http://youtu.be/W8Hn5OKMnT0)

Anuncios

Aprendiendo a celebrar la Navidad



   Las navidades son una celebración relativamente nueva para mi. Como me decía Oli de http://celesteazul.wordpress.com, en un comentario, uno aprende a enamorarse de NY, en las películas, yo me enamoré de la fiesta también por las peliculas. Mis padres nunca festejaron (por no profesar la religión), siempre tuve la fantasía del árbol, los regalos, la chimenea con medias y demás.

La Navidad me llegó con Juan, (compartí festejos con amigas, pero no es igual) al principio era un árbol, pequeño y diseñado, pero, desde que nació Balta, decidimos ir por el sueño de la película.

Recuerdo que cuando lo fuimos a elegir le dije: Vamos con cuidado, es mi primera Navidad y quiero que se parezca lo mas posible a mi sueño: el árbol, los adornos rojos, la estrella, las medias y los regalos debajo. Y así esta hoy en el living de casa. Y se ve tan bonito como cuando la miraba por la ventana de mis vecinos.

Así, que de apoco aprendí: como armar el árbol, qué se come y porqué, y comprendí el verdadero significado de la Navidad: la solidaridad, el amor, el compartir, el ayudar al otro y acompañar a los que están solos o en alguna situación difícil.

Mi amiga Flo, desde el año pasado, decidió que su Navidad es salir a repartir pan dulce a la gente que esta en situación de calle, ayudando y acompañando a quienes lo necesitan. Gesto que me emociona, y me parece importante compartir con todos ustedes.

Todavía no pasamos nunca una nochebuena en casa (es complicado: mi suegra esta enferma, vive bastante lejos de casa y es un lío trasladarla, mas que nada en esa fecha), pero el año pasado nos quedamos a pasar la Navidad, y fue mi primera vez en casa, en familia. Me gusta la Navidad.

Navidad, con mucho respeto, es un momento de milagros para todos, de soñar y de creer.

Jo, Jo, Jo, Feliz Navidad para todos!!!

Carla

 

 

 

(y este es mi árbol)