Escena de celos

Pasaron tantas cosas que no sé por dónde empezar… Finalmente hablé con una psicopedagoga por Balta, y muy amorosamente me tranquilizó: me explicó que así como los chicos aprenden a caminar, a hablar, y a leer, aprenden a defenderse, que es un buen momento para afianzar personalidad y que no es tarde. Me dió algunas ideas, y me explicó que tenia que hablar muy concretamente, y para un chico de 5 años. Dedicarle tiempo, espacio y valorarle los esfuerzos. Integrarlo, darle responsabilidad. Que no es algo que se resuelve en el corto plazo, así que hay que ser consistente. Estuvo bueno para mí, y quedamos en profundizar un poco con Juan sobre el asunto.

De Juan quería hablarles hoy, me paso algo raro el sábado pasado;  en alguna de las charlas de varoncitos a las que gentilmente me involucran (aunque yo no me quedo todo el tiempo), quedamos que le festejábamos el cumple a: xxxx (se acuerdan que esta separado, sin trabajo, y buscando desesperadamente rearmarse), por una razon u otra quedamos los 4: Ignacio, Ricardo Juan, y yo. Hablamos de sus historias de romances hetero y gay (no se olviden que tenemos de todo!), y yo hago el estupido comentario de haber dejado dormido a Benja en mi cama.  Ellos 2 lo cargaron un poco, “ahhh  su cama, escuchaste Juan?, no Nuestra”, y yo me rei, pero lo deje pasar; se fueron a la 1.30 AM, Balta, me pregunta donde esta Benja, porque el también quería venir a mi cama, y Juan se enoja, y me grita (no es un comentario exagerado, fue así), “ves, ellos también dicen “tu” cama, no “su” cama, es “tu cama, tu baño, tu cuarto”. Nada es nuestro.

Me quede helada, era tarde, no quería discutir, solo dije que era un simple comentario y  que no cabía el planteo… Se ofendió, y se fué.

Ayer domingo estuvo como si nada… yo me hice la tarada, no tenía ganas de discutir, y me parece que no vale la pena.

Sospecho que esta celoso, de lo maravillosa que sus amigos, repiten que soy. Ricardo le dijo cuando empezamos a salir que el quería tener lo que Juan tiene conmigo: una pareja con proyecto, con contención, y compañía. Con respeto, con amor. Con una mujer que se ocupe de él y su familia  (comentario que Juan jamas me contó, y me enteré de esto mucho tiempo después de casualidad por Ricardo).

A ver, si le di motivos de celos? no, en lo mas mínimo, si tuviera que buscar a alguien para engañar a Juan, no sería uno de sus amigos.  Supongo que le debe haber rayado otra cosa y ya veremos si le saco que es.

Si me gusta sentirme maravillosa? sí, sin dudas, pero es algo que Ignacio y Ricardo siempre destacan de mí.    Vanidosa, yo? sí, acá, en mi blog,  no los voy a engañar, pero vanidosa no es histérica, no se confundan. Y yo conozco perfectamente la diferencia. Y saben que? no se me levantó el ego….

xoxo

Carla

 

 

 

Aprender a defenderse

Ayer Balta volvió del colegio diciendo que le habían pegado. No puedo explicarles la sensación interna que tuve. Quería salir a buscar al chico que le pegó, a la maestra que no me avisó, y todo lo demás…

No es la primera vez que le pasa, en otras ocasiones ha vuelto del jardín, diciendo que tal o cual le pegó o  le dijo algo que no le gustó. La situación al principio no me preocupó, pero a medida que pasa el tiempo, me empieza a preocupar que no pueda defenderse…

La realidad es que Balta es un chico esencialmente bueno: no tiene maldad, es buen amigo,  generoso,  compañero, y muy, muy tierno. Tal vez sea un tema de maduración, pero no reacciona, se paraliza y no responde con agresión.

Al principio pensaba que se le iba a pasar con el tiempo, después cuando nació Benja, que literalmente le parte el control remoto por la cabeza, y Balta no le contestaba; Juan y yo tuvimos una charla puntual con él diciéndole que sí puede devolver, y que es importante que se defienda, que no deje que le peguen (ni siquiera su hermano). Y empezó a decir: “si el me pega yo le pego” (ya sé que no suena bien, pero es parte de que adquiera seguridad en sí mismo). Benja es distinto, no tiene inconveniente en agarrar lo que quiere y cuando no se lo das   grita, patalea o pega, sin problemas de expresión con su simple año y medio. Siempre digo que a cada uno le vino bien el hermano que tiene… que los va a ayudar a compensar.

Tengo pensado hablar con una psicopedagoga acerca del tema, no solo para ver de que manera se puede reforzar a Balta, en su autoestima, sino también, en sacar su agresividad. Y saber que tenemos que hacer nosotros, como padres, para acompañarlo.

Fui a hablar con la maestra hecha una tornado; y me explico que esta vez no había sido tan así: que el “golpe” fue accidental y que no fue una situación violenta: estaban jugando y se tropezaron, se cayó…

Hablé después con Balta, sola, y le dije que siempre lo iba a defender y le iba a creer, pero que tratara de no magnificar las cosas…él, me escuchó, y me repitió que no me había mentido y que lo sintió así.

¿Cómo se hace para darle mas seguridad  a un hijo? ¿Cómo se le transmite que en la vida tiene que aprender a defenderse, y que es necesario que lo haga? ¿Cuanto podemos dejar que esto continúe?

Aclaración: no estoy exagerando yo tampoco, no estoy diciendo que a mi hijo, lo tiraron al piso y le pegaron entre varios, con violencia, pero sí creo que lo que no solucionamos hoy, podemos lamentar mañana…

xoxo

Carla

 

Busque la suya

Cada vez que repiten la frase “Qué nos queda si nos despojamos de la personalidad que hemos construido con el tiempo?, la verdad de lo que somos” algo me resuena adentro y sé que no estoy sola en este sentimiento.(http://wp.me/p11FbP-4z)

La semana pasada la volvieron a repetir y escuche algo mas que no había escuchado antes: “Busque la suya”.  Qué pasa cuando todo lo que construimos en personalidad se va desvaneciendo en el tiempo? nuestra seguridad se diluye, la situación económica cambia, (por cuestiones coyunturales o no), nos convertimos en alguien que desde algún lugar desconocemos? Cómo saber si esta personalidad que construimos nos va a acompañar toda la vida?

Y que pasa si nos despojan de esa personalidad que nos costó construir?  en qué nos convertimos cuando nos quedamos sin nada? Cómo aprender de nuevo, cuando uno ya esta cansado de sostener algo que desaparece entre los dedos…?

“Busque la suya”.

Siento que es una lucha que no termina. Siento que busco la mía cuando trabajo para sostener  mi propia realidad… pero creo que cada tanto vuelvo a ser una chica asustada, retraída  y tartamuda, … como cuando tenía   10 años y solo quería salir corriendo…

xoxo

Carla

Sabes quién vino a almorzar?????

Aquí estoy llena de chocolate después de 4 días de huevo de pascua! La verdad es que fue un fin de semana bastante movido, entre amigos, meriendas, visitas familiares y mis hijos. Descansé poco, pero al  menos, dormí un par de siestas.

Hoy les voy a contar sobre otro grupo de mis amigos. Son los heredados y fortalecidos en pareja, en su mayoría son amigos de Juan (antes de conocernos), y tiene bastantes diferencias con el de las chicas: en principio es mixto, parejas que cambian, que se pelean, que vuelven, aparecen niños, o no, pero el punto de reunión es alrededor de la comida. Todos cocinamos y rico (o tomamos buen vino). Ricardo, gran amigo de Juan, apareció con nueva novia. La anuncio desde el año pasado, y finalmente apareció con los primeros fríos, para el cumple de Ignacio, y el guiso de lentejas. Llegaron primeros, ellos traían la torta (buenísima torta, casa de repostería recomendada por ella).

Como me cayó? maso, una actitud muy adolescente con él, de estar sentada medio acurrucada con él, y hacerse la misteriosa, producción cuidada, (de fin de semana,  sumada a ropa de GAP y botas de Nike urbanas) colorada ella, lolas hechas y una nariz difícil de llevar (como dijo Mariano, antes que hacerse las lolas, no pensó en la nariz? al final ellos son peores!). Habló poco: algo de sus hijas, poco de su trabajo, y de su vida en general. Yo le di algo de charla, porque era la anfitriona, y tampoco soy taaaan mala… Cuando se fueron tipo 5, “acomodamos los ruleros” como dice Juan y María, la mujer de mariano, soltó “conmigo ni habló”, Nicolás, el marido de Ana, puso paño frío, diciendo que era la primera vez frente aun grupo armado, que se conoce hace mucho tiempo, y estaban esperando para darle. Juan adhirió. Nacho, el cumpleañero, no acotó, siempre tuvo alguna esperanza en Ricardo… no confesa,  por supuesto… Ana, por suerte, no me dejo sola, no le cayó, y cuando a nosotras no nos cae… algo no termina bien…

Es un poco así,  pero les digo algo? Ricardo es un candidato, recién separado, deseoso de  volver a una vida en pareja y familiar, un dulce de leche, muy inteligente para los negocios, pero con el corazón muy abierto… y ésta tiene pinta de ser el gato que se comió al ratón… no porque parezca gato, pero de buena…. nada señores!, mi olfato no me deja mentir!

Veremos que dice el tiempo… y como lo deja…(la última lo desplumó)

beso,

Carla

TED – Ideas que cambian




Hace un año escuché hablar de TED x primera vez, ideas que se desparraman por el mundo, linkear gente con buenas ideas y recursos necesarios para llevarlas a cabo. recomiendo la pagina para quién nunca la vio y no la conocen (www.ted.com o http://tedxbuenosaires.org). Fue muy movilizante para mí, por un lado siento que es un momento de la vida en la que tenemos que empezar a trabajar por otro país, (otro punto en le cual la maternidad no es un tema menor) otro futuro y otro planeta también.

Escuche sobre la felicidad y el Dalai Lama, (Victor Chan) reconociendo que existen diferentes estadíos y momentos de felicidad: para una niña de 6 años que pide en la calle, una barra de chocolate puede ser lo mejor que le paso en el día, después una charla sobre la necesidad de discutir ideas y la importancia de una mesa de café, o dos chicos, Chris Temple & Zach Ingrasci que se fueron a Guatemala a vivir con u$s 1.- x día durante dos meses para aprender de los pobres, de los sistemas de préstamo, y las ganas de trabajar y educar a sus hijos. Tener herramientas para manejar el dinero: flexibilidad y confianza. Y que están llenos de esperanzas y sueños. Aprendí que el crecimiento sostenido de un país ganadero, charla 2050 de Juan Gonzalez Valero), permitiría un país con menos gente con hambre. Y eso pasa en mi país y sigue existiendo gente esta en pobreza extrema. Después hubo una chica, Lisa Solmirano, que trabaja en un potrero con chicos de la calle y dijo algo que me impresionó mucho: que es la exclusión social? una foto blanco y negro, fuera de foco, es el no color, el no brillo… Duro, claro y real. La dignidad no es un hecho individual es un hecho colectivo y político también decía Lisa…y que su papá le enseñó a que indignarse ante la injusticia es una capacidad…

Hablaron sobre las células madre y al importancia en le desarrollo del hombre, (Dr. Fernando Pitosi) de la organización, la capacitación y estar predispuesto al cambio, (sabían que el 10% de nuestros huesos cambian todos los años? yo no… nosotros también cambiamos todo el tiempo…nuestro comportamiento, nuestros roles, nuestras ideas y nuestra consciencia (Ernesto Van Peborgh sic)

María Ines Mato, una nadadora de maratones acuáticas dijo una frase que necesité registrar: en un mundo sin aventuras es muy difícil llegar a alguna parte…

Me emocioné de nuevo, escuchando la historia de Rosario Andrade de Quispe y la organización de las Warmi, pero me perdí el cierre con la historia de como Agustín Pichot recuperó 4.700.000 hectáreas fueran reconocidas como Reserva de la Biosfera Andino Patagónica por la ONU

La maternidad llamó y me vine a atender a mis niños, muy movilizada por todo lo que vi, escuché, me emocioné y me transformó el cuerpo. Para muchos el TED es un evento snob, para otros un lugar cool donde contactar gente. Eramos casi 1000, chicos, adolescentes, chicos de la facultad, creativos, periodistas, hombres de negocios,curiosos; gente de 17, 25, 30, 40, 50, 60 y 70. Maravilloso. Todos hambrientos de saber, de cambiar….

Este es mi post de hoy, que me toma a mí, desde varios lugares, pero definitivamente no me deja en el mismo lugar

bs, buena semana!

Carla

Personalidad Construída

“Que nos queda si nos despojamos de la personalidad que hemos construido con el tiempo? La verdad de lo que somos.” Escuché esta frase en el primer capítulo de   “El Elegido” (Pablo Echarri) la novela que empezó hace poco, y me quedó resonando en la cabeza.

Pensaba si soy lo que realmente soy, o un personaje armado, para no ser lastimado o destruido?      Después de un rato puedo decir que soy auténtica con cierta gente: los míos, mis amigos, pero no con todos.

Reconozco haber construido un personaje a lo largo de los años, para mostrarme fuerte, y llevarme el mundo por delante. Para crecer, y no ser lastimada.

Fuí dura y con mucho carácter en mi trabajo, (un poco lo sigo siendo) esa personalidad me permitió poner límites y que no me pasen por encima, también con viejas amigas que quisieron hacerme daño, o lastimarme; Fui “la chica inolvidable” con los hombres, porque realmente quería que no se olvidarán de mí,   (Valga la redundancia, ver:  https://apasionadablog.wordpress.com/2010/12/13/la-chica-inolvidable/) y después de un tiempo  de sacar y poner cosas a esta personalidad construida; aprendí que con determinadas personas puedo ser quién realmente soy, puedo mostrar mi verdad y que puedo andar con el corazón abierto.

Reconozco que fue todo un aprendizaje, cerrar y volver a abrir, elegir que parte mía usar, cuando y como. Hoy, creo que fue mi manera de cuidarme y a la distancia, lo que mejor me salió.

Buen finde!

Carla

 

 

Encajar

Ayer me encontré a cenar con las mamas del jardín. 15 minutos adelante del espejo, pensando que ponerme, nerviosa, porque era mi primera vez, un tema esto de hacerse “amiga” o juntar intereses comunes…

No estuvo mal, éramos 8 de 20, por suerte eran casi todas mamas con las que yo interactuaba en la puerta del cole, y la mayoría alguna vez había mandado a su hijo a jugar, o el mío había ido a su casa.

La pase bien, charlamos de todo pero por supuesto de los chicos, comparamos experiencias, dormidas, pasadas a la cama grande, chupetes, dedos en la boca, horas de sueño… Las madres siempre tenemos tema de conversación.

Volví 4 horas mas tarde, cansada, y pensando en todo el esfuerzo que había hecho todo este año, en acompañar a mi hijo en su adaptación al cole, y a contribuir a sus amigos: invitar a casa, llevarlo, traerlo, “hacer puerta” hablando con los padres, llevarlo a fútbol, etc, etc.

Eso también me cansó este año, y fue un esfuerzo.

No soy   amiga de ninguna, tengo bastante buena onda con las 8 que vinieron ayer. Realmente se me hizo un laburo, no solo ayudar a mi hijo, sino encajar yo también en todo esto.  Porque en esta etapa, no son solamente ellos, sino las madres también.

Y eso es algo que tampoco sabía cuando tuve hijos.

bs

Carla