A mí me paso lo mismo

Sumada mi nueva situación laboral (recuerdan mi revolución solar? ella vaticinó cambios y giros de trabajo, pero la realidad es que trabajar por la mitad del dinero no entraba en mis suposiciones, ni, honestamente, en lo creí entender.) También me habló de problemas hormonales y estudios que me tenia que hacer en Diciembre. Creer o reventar, así fue! En diciembre me tuve que repetir un estudio; al parecer tengo un nuevo amigo que habita conmigo, es un nódulo, pequeño en el pecho derecho. En principio no había porque preocuparse, pero cuando me lo fui a hacer, las cosas se pusieron difíciles: me hicieron el estudio 6 veces, situación que me estresó en sobremanera, y me angustió mucho. Una tía mía que falleció hace 20 años, empezó con un cáncer de pecho, hasta que se le complicó en algo mas complejo, y tener un antecedente en este tema hace que todo se complique para quién hace el estudio y el paciente que espera (yo).

Hace varios años cuando me enteré que la mayoría de las personas proveniente de la familia de mi mama, fallecen de cáncer, me prometí seriamente que me iba a morir de cualquier cosa, menos de eso. En mi experiencia, y podemos discutirlo eternamente si quieren (mi madre ha tenido un cáncer de útero cuando yo tenia 23 años y mi tía, la anterior, se murió cuando yo tenia 20, así que recuerdo bien los 2 procesos), es una enfermedad psicosomática, así que hace 20 años prometí que iba a morirme de cualquier cosa menos de cáncer. Cualquiera, de verdad. No importa que. Es un tema de principios.

Finalmente tanto mi ginecóloga como la médica que me hizo el último estudio, me tranquilizaron diciendo que se ve benigno, que todo esta bien, pero que me lo tengo que controlar cada 6 meses, al menos por un tiempo. Salí mas tranquila y el corazón me volvió al cuerpo.

Lo que empece a notar es que cada vez que lo cuento, (y no han sido muchas veces) no importa a quién lo haga, todos, se comparan con si mismos. En el medio de la frase, tengo un nódulo pequeño, tengo un pequeño nódulo, o algo así, todos dicen, claro, a mi me paso lo mismo, y lo que es peor, en todos los casos, las cosas no terminaron bien.

No sé porqué todos tienden a compararse todo el tiempo con sí mismos. Digo, todos los casos no son iguales, a todas las personas no nos pasa lo mismo, no sentimos igual, y nuestros cuerpos son todos diferentes.

¿Cuál es el caso?, todo no es comparable, y que alguien que ya no tiene un pecho me diga que lo de ella empezó igual, no me suma en lo mas mínimo… Porqué la gente tiende a tirar para abajo? a pensar que un medico y un estudio te den bien (al menos por ahora), y en vez de decir bravo! muy bien! que bueno!, no, la frase es “a mí me paso lo mismo cuando, bla, bla, bla” y resulta ser algo que no suma ni aporta, pero ” a mi me pasó lo mismo”.

Yo trato de entender, pero no estoy en tu lugar. Trato de acompañarte pero no soy vos. Te apoyo pero no te preocupo mas de la cuenta.

Porque habría de serles tan difícil????

xoxo

Carla

Algo importante para las que tienen hijos: es un buen síntoma para alguien con nódulos, tener hijos y haberles dado el pecho, representa un buen trastorno hormonal y un sacudón positivo para las mujeres. Nada poco! Se ve que la naturaleza es sabia 😉

Anuncios

Quién soy, Qué quiero, Qué necesito?

Ya pensaron en que van a pedir para el año próximo?

Cuales son los objetivos que nos proponemos cumplir?

Hoy mientras Balta empieza la colonia de vacaciones, y Benja duerme su siesta, así en soledad, me propongo este momento mágico de pensar que quiero.

Preguntarme otra vez, quién soy, que quiero y que necesito… Creo que no soy la misma que se lo preguntó hace un año; creo que hay un montón de cosas que se han modificado y para bien y eso me pone contenta. No esta bueno sentir que uno transita y no se modifica, ser apasionada con la vida es eso para mi, sentir que me pasan cosas.

Que quiero? La verdad, me gustaría que me vida siga por este camino, quiero tener trabajo (nada definido aún, desde el martes 13), quiero absolutamente todo lo que tengo…. quiero seguir teniendo salud….

Que necesito? Mucho cariño, mucho rato con mi familia, mucho espacio para explorar mi curiosidad, mucha prosperidad. Y necesito esto. Sentarme, conectar, escribir este blog.

Que les deseo? lo mejor a todos y gracias! Gracias de corazón por pasar por acá, por los comentarios y también por el silencio. Por estar.

Feliz 2012 para todos!

xoxo

Carla

Va la foto del “sobre” importado de Macy’s con la carta a Santa.

PD tengo la valija preparada para darle vuelta a la manzana a las 12 de la noche!!! https://apasionadablog.wordpress.com/2010/12/28/mi-lista-de-deseos

Vacaciones parte I

Guau!!! tuve unas vacaciones increíbles,  de verdad! la hemos pasado super bien, y nos divertimos mucho!

Como las historias son varias voy a dividirlo en 2 posts: 1 por Miami (Parte I) y otro por New York (parte II).

Debo confesar que con los años aprendí a que Miami, sea una ciudad que me gusta. En un principio la consideraba: plástica, vacía, chata y superflua. Y si bien ha cambiado un poco, no creo que haya cambiado tanto, creo que yo aprendí a apreciar su mejor parte.

Miami, es linda para pasear, tomar sol, ir a la playa, y hacer compras. Uno nunca sabe que se va a encontrar en las calles…

En general, se ha vuelto bizarra: la gente que recorre SoBe (South Beach, la parte mas divertida de Miami) es cada vez mas extraña: las mujeres están mas y mas operadas, lo cual resulta grotesco y desagradable, ninguna baja de los tacos de 15 cm (yo ya no puedo pararme en ellos, y honestamente no las envidio), la ropa en general es grasa, cutre, o cheezy, (como prefieran llamarla.), y creo que justo había una competencia físico culturista mixta (hombres y mujeres), pero tanto músculo no me permitía ver mas allá…

Vamos a algunos ejemplos:

La primera foto son los maniquíes, observen bien, están adaptados a las nuevas adquisiciones de las mujeres;  la segunda es un desfile de modelos que encontramos en la calle y por casualidad, la tercera soy yo y mis pies (jaja!) y la cuarta es una pareja hombre y mujer (valga la aclaración) a los que no me animé a fotografiar de frente, por respeto  ( y pudor!), que estaban vestidos los 2 iguales, rasurados ambos, y usaban el mismo maquillaje, mismo vestuario: vestido, zapatos de tacón, cartera, aros, y pulseras…. tal vez eran actores y o artistas, no lo sé….

Detalles para recordar: Balta se sentó sobre Santa e hizo su pedido en ingles, (los super héroes no tienen idioma) Balta y Benja jugando juntos en la playa, la sensación del mar en mis pies (lugar común, pero es una sensación que no la comparo con nada), una cena con ex compañeras de trabajo, y sobre todo con mi amiga Patricia en su casa. Benja subiendo y bajando las escaleras automáticas, Benja mirando las karpas (peces ) e imitando su boca abierta muertos de hambre. Balta gritando en las olas feliz, hasta que vino una y lo tapo! Detalles míos y de Juan: reconozco volverme loca en las farmacias americanas, y Juan ya no se queda atrás: entramos a las 3 cadenas mas importantes y compramos  de todo, a saber: cremas: rostro, ojos, base, cepillos de dientes, crema dental, crema para el cuerpo, y creen que todo es mío? no, señores, Juan compró exactamente lo mismo que yo, salvo el maquillaje! Y el Sushi. Mucho sushi: restaurantes, supermercados, sushi to go, todo lo que imaginen. Todo el sushi que encontramos lo hemos comido.

Preguntas de Baltazar a su papa: papi, porque todas las mujeres tienen tetas grandes? Papi, porque todos los hombres son musculosos en esta ciudad? Papi, esta gente no es como en  buenos aires,  son varones o nenas? no entiendo bien, y no escucho lo que dicen….

Tanta modernidad es bizarra.

(no me malinterpreten, no juzgo, solo comento)

Vuelvo con NY

xoxo

Carla

Amigas en Crisis de 40 (y yo, en crisis con ellas)

El viernes pasado tuve un día complicado, yo estaba bastante sensible, el temporal que azoto la ciudad no me ayudó, y la gente tampoco…  mi mañana bajo la lluvia no fue muy feliz, me empapé, y la ciudad estaba atestada de autos.

El sábado era el cumple de Pilar, que festejaba en grande sus 40, o como ella los llama:” sus segundos 20″, para resumir hubo una seguidilla de mails sin sentido e innecesarios, sobre el regalo, el vestuario y demás idioteces…sentí que nuevamente había cosas que no se dicen entre mis amigas… hay un trasfondo raro… Decidí llamarla a Eugenia: mala elección, me tiro verbalmente, con todo lo que tenía a mano, dejando entrever, que yo nunca me hago cargo de nada, tal vez sea un poco así, pero la verdad es que ella se hizo la que no sabía nada de lo que estaba hablando, y  que las brujas no somos muy honestas…

La fiesta estuvo bárbara, Pilar es el Ave Fénix: un divorcio, un novio que falleció de Leucemia hace dos años y después de un año y medio de intenso trabajo consigo misma, ahí estaba: bailando felíz con su nueva pareja, sintiéndose plena en esta nueva puerta que se le abre en la vida. Me hace feliz verla feliz.

Anoche me junté con Caro, la “bruja” que me es mas par, la que es frontal, ácida y sin filtro, como yo;  la vida nos une en varios denominadores comunes, y creo que es la persona indicada para hablar de esto. La charla empezó a las 8 PM y terminó a las 2 AM. Imaginen todo lo que hablamos!: las chicas, la pareja, los hijos, los perros, los ex…Pero hoy voy a focalizar en su visión de las amigas: ella dice que la superficie esta jodida en algunas, pero en el fondo, en la esencia, somos todas buenas, pero 20 años después tenemos mas exacerbadas algunas cosas: la tolerancia, la frustración, la acidez, la personalidad de cada una….y recordó momentos en los que habíamos estado todas al pié del cañon: el accidente de Marina, la internación de Pía, la operación del perro de Caro, la muerte del novio de Pilar… todas situaciones tristes decíamos…. entonces qué: somos mas amigas en las miserias, en el dolor, en la enfermedad? Eso nos pone a todas en la misma línea? y que pasa cuando hay algo para festejar? Como el cumple Pilar que  alquiló un hotel boutique, un catering, una barra de tragos . No nos ponemos tan contentas y empezamos a criticar? a mandar comentarios soeces y procaces por mail? “Nunca es dura la verdad, lo que no tiene es remedio…”

En síntesis aunque Caro no coincidía, por no querer pensar mal, al menos,  yo creo que en determinado momento de la vida, (y los 40 son una buena medida) las cosas empiezan a cambiar: los objetivos que no se cumplieron, empiezan a pesar y a ser muy evidente la diferencia entre las que somos felices con nuestra realidad y las que no. Las que vamos cumpliendo objetivos y vamos por mas, y las que están esperando el milagro que todo cambie por si solo…

Mientras escribo,  pienso que hace un tiempo empecé a darme cuenta de las diferencias y creo que  la brecha empieza a ser demasiado evidente para no verla, o hacerse la idiota….Es difícil crecer a destiempo y la cosa creo no pasa por los hijos, la pareja, o el trabajo, sino por estar contenta con la realidad de cada uno de nosotros tiene, y sentir que fuimos eligiendo nosotros y no que la vida nos encontró con esto, y “esto” que es la vida que tenemos, no nos gusta…

Tal vez yo tengo esta visión porque estoy mas contenta con mi realidad y en vez de quejarme siento que al menos trato de hacer algo… y no todos podemos hacer lo mismo…

xoxo

Carla

 

Felíz Año Nuevo!!!

Ha empezado un nuevo año para mí, y es un momento de balancear un poco mis objetivos para este año. Lo reconozco , la mezcla es rara: por un lado, Juan y yo tenemos religiones diferentes y decidimos festejar todo y que nuestros hijos aprendan de las dos religiones: judía y católica, es parte de su realidad y tienen que convivir con eso. Cada día hay mas matrimonios mixtos en Buenos Aires, es parte de sus compañeros de colegio, de nuestros  amigos y familia. Siempre me pregunté que pasaría cuando mis padres ya no estén… cómo festejaríamos esta fecha y qué haríamos para no perder la tradición…Para el calendario judío el año comienza después del día del perdón, momento en el cual, meditamos acerca de que año hemos tenido, como nos comportamos con nosotros, nuestra familia, y nuestros allegados, y a partir de ahí, empieza el año.

Dos de las grandes amigas (arquitectas) de Juan, son parte de los matrimonios mixtos, y hace 3 o 4 años que venimos realizando la cena de año nuevo mixto (hemos hecho la combinación de las pascuas, trayendo comida de ambas religiones), y la verdad es que es un evento divertido: mayormente nos juntamos a comer (y comer, y comer) y nos deseamos felicidades…. pero al verdad es que me hace sentir mas acompañada.

En mi post de fin de año conté acerca de pedir 12 deseos para cumplir a lo largo del año, ésta es la época en la que los reviso, veo que hice y que es lo que puedo mejorar en los últimos 3 meses del año…

Reconozco que vengo bastante bien, en general mis cosas funcionan, los chicos vienen creciendo bien, voy neutralizando las locuras de mi madre y mi hermana, Juan y yo vamos recuperando espacios de a poco, estoy soñando con subirme a un avión pronto y el punto mas flojo sería el laboral. No me mal interpreten, no es que no trabajo, pero como muchos de nosotros necesito generar mas dinero.

Reconozco que leerlo me hizo cargar algunas pilas, enviar propuestas, y contactar gente. (Todavía no ha repercutido en algo concreto, pero la verdad,  me siento mejor habiéndolo hecho…)

Pero hay algo que quiero destacar, y es que este blog me ha mucho bien. Razones? varias: me conecta conmigo, me permite hacer algo que amo hacer que es escribir, me ha permitido conocer  gente nueva y compartir con bloggers que desconocía; es un lugar propio, que no es ni de pareja, ni familiar, es solo mío. Y me hace bien, tener un espacio solo mío.

Gracias a todos! Los que leen, los que vuelven, los que suscriben… Los que estan de acuerdo, y los que no. Los que me han hecho crecer, y también,  me han hecho sentir menos sola y mas cerca de un montón de gente que hasta el momento desconocía. Las amigas que aparecen, opinan y me sorprenden. Felíz año nuevo para ustedes también!!!

Felíz de tenerlos cerca!

 

xoxo

Carla

Tartamudez y chocolate

No se si alguna vez lo conté pero de chiquita yo fui tartamuda. Realmente tartamuda: No podía expresarme bien, ni hablar y me daba muchísima vergüenza que me pudieran escuchar. Recuerdo que  mis compañeros de escuela fueron bastante crueles conmigo, me cargaban y se reían de mi imitando mi forma de hablar (mejor dicho de no poder hablar).

Después de 7 años de visitas al foniatra, donde no solo aprendí a hablar y a respirar con el diafragma, sino también, a conocer autores y leer clásicos que nunca hubiera leído. Mas que una foniatra , era una institutriz…

Salvo cuando me olvido de respirar, les diría que nadie se da cuenta que alguna vez tuve algún inconveniente con el habla; no solo porque hablo mucho, sino porque mi vocabulario es extenso y puedo expresar muy bien mis ideas, solo me queda un pequeño temor, que aún hoy me cuesta manejar: hablar en público.

No importa si son 10, 20 o 100 personas, me pongo muy nerviosa, transpiro, me angustio, me da pánico… Hice un par de cursos de oratoria, que si bien, me han dado armas para manejarme delante de un auditorio, no me ha sacado el temor.

Me ha tocado hablar en público varias veces, por trabajo, mayormente en inglés, cosa que no ayuda a sentirse segura, mi mejor presentación fue con un tranquinal, donde por primera vez en mucho tiempo sentí que mi mandíbula se quedaba mas “tranquila”… Pero una no puede andar tomando pastas ante cada reunión, verdad?

Esta semana, en el cole de Balta, hacían una actividad para padres: podíamos ir a leerles un cuento;  después de pensarlo un poco, me decidí a juntar valor e ir… me fui armada: lleve 6 paquetes de galletitas Oreo y 2 litros de leche chocolatada, mi estrategia era ganarme a los chicos, de entrada con algo rico y tenerlos entretenidos, mientras leía, y así,  si me trababa en alguna parte nadie se iba a dar cuenta… me salió bien: ellos estaban felices con tanto chocolate, yo me ocupé de leer, haciendo voces de personajes, y poniendo caras, mostrando fotos del cuento, apoyándome en esas cosas que aprendí que me daban mas seguridad… nadie se dio cuenta, terminé leyendo 3 cuentos, ellos me rodeaban , me abrazaban y hasta me dieron unos besos. Balta estaba emocionado y orgulloso. Yo también…

No hay nada que no haga para ver a mis hijos felices, aunque eso signifique enfrentarme con mis demonios mas profundos.

xoxo

Carla

PD Este Osito me lo dieron de regalo en el cole, lo quería compartir…

Rehabilitar imbeciles….

La semana pasada tuve cena con las chicas, y surgio una frase que escuchamos de Pilar Sordó, la conocen? es una escritora chilena, autora de Viva la diferencia una investigación sobre las relaciones de los hombres y las mujeres. (http://www.pilarsordo.cl/). Ella vino el mes pasado a dar unas conferencias en Argentina y paseo por varios canales haciendo entrevistas. La frase que mas nos llamó la atención a todas es: ” las mujeres tenemos necesidad uterina de rehabilitar un tarado”

Quién este libre de pecado que tire la primera piedra. Todas hemos querido rehabilitar a un tarado, todas tenemos un tarado un nuestro haber, alguien que no nos merecía, o que nosotras pensábamos que no se daba cuenta lo maravillosas que somos, y que seguramente nosotras lo podíamos cambiar…. La lista era larga y ninguna dejo de opinar…. (lo peor es la cantidad de imbéciles que algunas siguen teniendo hoy en su agenda cotidiana y no quieren/pueden soltar)

Yo perdí años de mi vida con Diego, siendo honesta, perdí años de mi vida con varios “Diegos” (tengo como 4 en mi haber: mi primer novio, el profe de teatro (https://apasionadablog.wordpress.com/2010/12/13/la-chica-inolvidable/), mi amigo del trabajo, que es este personaje en cuestión, y una historia internacional que les contaré otro día), este Diego que trabajaba conmigo, era muy divertido, inteligente (brillante), muy moderno, súper culto,  drogon, y muy psicópata.  Diego era uno de esos tipos por demás interesantes, ex fotógrafo, con quién empezamos hablando medio de casualidad, y terminamos mandándonos mas de 40 mail por día de charla, el nunca quiso que fuéramos novios, ni que tuviéramos una relación, tenía un pasado turbio y complicado (padre policía en plena época del proceso militar de Argentina) y su madre, tiraba tarot y demás yerbas.), nunca terminaba de llegar a él, y cada vez que me acercaba, él se empeñaba en hacerme sentir poca cosa, en ponerme en un lugar peor psicopateándome, en engañarme con otra chica y contarmelo, y su respuesta era: ,”solo sucedió, no pude evitarlo”, yo lloraba como una loca y me preguntaba porqué… Este imbécil duro casi 2 años en mi vida, hasta que yo misma, lo solté y lo intimé a soltarme, (incluye el regalo de un CD con el tema “Fly Away” de Lenny Kravitz, para ver si realmente le quedaba claro…)

Ahora, mas allá de mi historia personal, ¿Cuál es la necesidad real de tener que rehabilitar a alguien? Porque? Para que? Porqué creemos que realmente podemos cambiar a alguien? como si fuera nuestra función, nuestra tarea, nuestro trabajo. No sería mejor invertir esa energía en nosotras mismas y aceptar que el otro es simplemente un perfecto imbécil y no hay nada que cambiar?

xoxo

Carla