Aprendiendo a celebrar la Navidad



   Las navidades son una celebración relativamente nueva para mi. Como me decía Oli de http://celesteazul.wordpress.com, en un comentario, uno aprende a enamorarse de NY, en las películas, yo me enamoré de la fiesta también por las peliculas. Mis padres nunca festejaron (por no profesar la religión), siempre tuve la fantasía del árbol, los regalos, la chimenea con medias y demás.

La Navidad me llegó con Juan, (compartí festejos con amigas, pero no es igual) al principio era un árbol, pequeño y diseñado, pero, desde que nació Balta, decidimos ir por el sueño de la película.

Recuerdo que cuando lo fuimos a elegir le dije: Vamos con cuidado, es mi primera Navidad y quiero que se parezca lo mas posible a mi sueño: el árbol, los adornos rojos, la estrella, las medias y los regalos debajo. Y así esta hoy en el living de casa. Y se ve tan bonito como cuando la miraba por la ventana de mis vecinos.

Así, que de apoco aprendí: como armar el árbol, qué se come y porqué, y comprendí el verdadero significado de la Navidad: la solidaridad, el amor, el compartir, el ayudar al otro y acompañar a los que están solos o en alguna situación difícil.

Mi amiga Flo, desde el año pasado, decidió que su Navidad es salir a repartir pan dulce a la gente que esta en situación de calle, ayudando y acompañando a quienes lo necesitan. Gesto que me emociona, y me parece importante compartir con todos ustedes.

Todavía no pasamos nunca una nochebuena en casa (es complicado: mi suegra esta enferma, vive bastante lejos de casa y es un lío trasladarla, mas que nada en esa fecha), pero el año pasado nos quedamos a pasar la Navidad, y fue mi primera vez en casa, en familia. Me gusta la Navidad.

Navidad, con mucho respeto, es un momento de milagros para todos, de soñar y de creer.

Jo, Jo, Jo, Feliz Navidad para todos!!!

Carla

 

 

 

(y este es mi árbol)

Vacaciones parte II- New York


En esta parte si reconozco que soy menos critica y objetiva. New York me parece maravillosa siempre, y la realidad es que jamas me defrauda.  Qué hicimos? miles de cosas para 5 dias!

Recorrimos la ciudad, fuimos al Museo de Ciencias Naturales, para ver los dinosaurios, y el planetario, vimos como inflaban los globos del desfile de Thanks giving, fuimos la Sony Wonder a aprender como se hace la animación de dibujos animados,  fuimos a leer cuentos y comprar libros a Barnes & Noble, fuimos a comprar la espada de Anaquin y Dark Vader en Fao Swartz, pasamos por el Apple store vimos las ofertas de Thanksgiving e hicimos un desastre!, fuimos la Soho, a pasear el sábado, desayunamos en Dean & Deluca, y pasamos por Eat a ly de Mario Batali, los chicos corrieron por el High  Line, mientras yo sacaba fotos de la ciudad y alucinaba, miramos vidrieras y nos dejamos llevar por el Believe de la ciudad….

NY es una ciudad maravillosa, solos,  con hijos, siempre hay cosas para disfrutar y todo por hacer…. Juan y yo nos tomamos 2 o 3 horas cada uno solos, para poder hacer algo que nos gusta, qué hice yo? Fui a ver una muestra de fotografía en el International Center of Photography y caminé sola por la ciudad… me apropie de ese momento mío, y lo disfruté un montón….

Me lleve a pasear a mis hijos sola, y nos divertimos mucho, cantamos,  bailamos y tuvimos que parar porque se largo a llover… Me sentía poderosa: lo que mas quería estaba todo el tiempo conmigo….

Antes de viajar le dijimos a Baltazar que NY es la ciudad de los super héroes: Batman (ciudad Gótica esta basada en NY), Superman y Spiderman, están basadas ahí, y no lo defraudaron: vimos super héroes por todos lados: en dibujos, remeras, casa de cómics, disfraces, etc, hasta vimos un lugar que se parecía  a la Liga de la Justicia…. Los dos se llenaron de panchos y pretzels…. Festejamos Hannukah, y recibieron sus regalos respectivos (autos de cars y muñecos de Starwars), fui con Balta a una sinagoga y le explique un poco en que creía yo… Juan lo llevó a San Patricio, y le contó en que creía él…. Balta disfrutó los dos paseos.

Otro momento de soledad? A la noche, antes de dormir, me quedaba mirando por horas la vista de la ventana (es la primera foto), estábamos en la 39 y la 3, en el East side, cerca de la estación central, ahí pensaba en que afortunada soy de poder estar ahí mirando esta vista, por esta ventana…. la muestra de fotografía de Harper’s Bazaar (fashionista al fin), los paseos, las compras (el famoso black friday, no incluye todo), la tarde en le high line, mis ratos por la ciudad sintiéndola mía, Juan  sonriendo feliz con nuestros hijos….

(PS: mañana es el acto de fin e año del jardin de Benja, y me toca subir con él a bailar una canción de Ricky Martin, “Mas a la vida”, asíq ue apra que no se la olvide, la llevamos y se la hacíamos escuchar al menos cada dos días, momento en el que toda la familia, se ponía a bailar a lo loco, hasta que como dice el se apague el sol y la luna, y saben que? en estas vacaciones sentía que realmente la vida me estaba dando mas, así que ya saben: hay que pedirle mas a la vida…! )