Guardianes

Ahhh diciembre…. reuniones, brindis, festejos, corridas, regalos… en todas partes del mundo es igual, es como si tuviéramos que encontrarnos con todos antes que cierre el año, como si la próxima semana las cosas no fueran igual…

Este fin de año, después de armar el árbol, y hablando de escribir la carta con los regalos Balta me dijo que ya sabía que no existía Santa Claus; que éramos nosotros, los padres; la noticia me tomo por sorpresa, al principio puse cara de nada, y después no hubo con qué remontarlo, ya esta, cayeron el Raton Perez (la version latina de El hada de los dientes), los Reyes y demás, se termino la ilusión…. y me dio mucha pena; creer e ilusionarse siempre es importante….

Como contrapartida de eso, quiso ir a ver la película “El origen de los guardianes”, la de Jack Frost, donde justamente habla de esto: de que ellos dejan de existir y tener fuerza, si los chicos dejan de creer en ellos. Y lo importante que es para los chicos aferrarse a una ilusión, como recibir un regalo de Santa, un alguién que los cuida, mientras duermen, (como Meme, o el guardián de los sueños), los dientes que se dejan debajo de la almohada en realidad guardan los recuerdos felices, para cuando uno los necesita y se olvida quién es y de dónde viene (el hada los guarda en una cajita con la foto de cada chico), el conejo de Pascua, y la cacería de los huevos. Todos están ahí, para cuidar a nuestros hijos de las pesadillas, y los miedos, fortaleciéndolos desde la esperanza y lo importante de creer en si mismos. Y que en algún momento esto los haga fuertes.

(Guiño importante a los marketineros, la peli muestra como arman estructuras y cadenas de implementación de grandes ideas y procesos, pero se olvidan del trabajo de campo: o sea ver la cara de los niños y saber de la importancia que implica el contacto con la realidad)

Salimos del cine, con Balta convertido en Jack Frost, el nuevo guardián, fuerte y seguro de si mismo, y yo, pensando en como desde chicos, necesitamos creer e ilusionarnos y sobre todo creer en nosotros mismos, para que esto nos haga entender el camino y saber que todos somos elegidos para una misión.

Todos somos elegidos, y tenemos una tarea para hacer.

No se si tengo demasiado en claro, cual es la mía. Tal vez no sea solo una, y sean varias a los largo de esta vida.

Este 2012 no ha sido un año cualquiera. Es un año en el que siento que todo tuvo doble esfuerzo, y por ende doble cansancio. Es un año difícil, pero también feliz. Es un año de muchos obstáculos y muchas satisfacciones.

Espero que el próximo, sea un poco menos agotador e igual de feliz. Y, de yapa, ya que el mundo no se terminó el 21/12, que a todos nos sea un poco mas leve, que los gobernantes sean un poco mas sabios, y menos egoístas, que el mundo sea un poco menos cruel, y mas solidario, que haya menos gente en situación de calle, y mas hogares, con calor de hogar.

Que vos, y yo, sepamos que soñar y creer en una realidad mejor es un derecho, tuyo, mío, de todos . Y ojalá, un día, pronto, sea posible.

Feliz año 2013!!

beso, Carla

(Va el trailer de la peli: http://youtu.be/W8Hn5OKMnT0)

Encuentros

Hace tiempo que me di cuenta que hay cosas que solo me pasan a mí, todo parece ser una sucesión de casualidades, pero todo se combina y el destino quiere que todo confluya en mi persona.

En este trabajo en el que estoy, todavía no sabemos hasta cuando, esta en una zona llena de galerías de arte; desde que empece a trabajar, me dije, un día al mediodía me voy a escapar a ver algo. La realidad es que solo lo hice una vez, (hace poquito a ver Buenos Aires Photo, muestra que se hace anualmente y me encanta), pero volviendo al punto, no aparecía nada que me diera mucha curiosidad…

Hace unos días, de regreso del kinesiólogo, en medio de una terrible tormenta, entro corriendo en un cafe, a esperar que la lluvia pare, al menos un poco,  porque estaba empapada: los pies, la ropa, todo un desastre. Me acercaron el diario y de casualidad, leí una nota sobre una muestra de Delia Cancela, artista de la época del Di Tella (Instituto de arte de los 60s de donde salieron los grandes modernos de Argentina), que siempre admiré y me dije: acá esta mi muestra! Y allí me dirigí esa misma semana, la galería, casualmente,  quedaba a solo un par de cuadras de mi trabajo, lo cual era ideal. Pase un par de veces, sin suerte porque estaba cerrada y ayer, salí tarde del trabajo, empece a caminar para la casa de mis padres  y me di cuenta que estaba abierta.

Entré, pregunté un par de cosas a una chica muy amable, que me explico la fecha de sus trabajos, y que la muestra terminaba el viernes… Parlanchina, como soy, le cuento que me entere de la muestra por la nota, que me gustaba mucho la artista  y no pudiendo conmigo misma, le pregunto, si sabe cuanta gente vino, y porque viene esa gente, que le gusta, etc, etc.

Claro,  el arte y el Marketing no necesariamente van de la mano, la chica se quedo sorprendida, y me dijo, “no lo se”, “y no lo preguntaste tampoco?” dije yo,  “no, no se me ocurrió…”, y agrega, “esperame un momento por favor”, y viene con una señora, muy moderna, con el cabello colorado-medio zanahoria, y unos maravillosos ojos celestes, con una sonrisa de par en par, ” no se tu nombre, pero ella es Delia Cancela, y quiero que la conozcas”, yo me sorprendí, y le sonreí, súper halagada, me presente, y me dijo, vos que haces? yo trabajo en Investigación de Mercado, y estoy haciendo puntualmente un trabajo sobre lo digital, las paginas en los medios, lo social, etc y  le di un par de opiniones a ella que es muy amable, (“ella” es la dueña de la galería ), Delia,  súper amorosa, después de escuchar un par de comentarios me dijo: “Ay, yo quiero tomar un cafe con vos, podemos quedar?” Imaginen mi cara…. no lo podía creer, ella conmigo, ella me quiere conocer a mi… no es muy loco?

La verdad es que me fui muy feliz, con el ego hinchado, la sonrisa instalada y la sensación que volvía a tener la frescura y la incredulidad de los 20 años.

La vida tiene esas cosas, se suman un monton de casualidades, para demostrarme que soy interesante, inteligente para elegir que decir  y que todavía tengo  todo por hacer… sinceramente no es la primera vez que me pasa, he conocido a la directora de la revista mas importante de Argentina, de una manera similar,  al director de Bang & Olufsen, y otras personas, muy interesantes, solo por esto de estar en el lugar justo, en el momento adecuado, y mi boca parlanchina, no la dejemos de lado…

Les dejo una mini BIO de Delia Cancela y la foto del catalogo

Carla, contenta!

Delia Cancela siempre vivió entre el arte y la moda junto con Pablo Mesejenan, su marido. Después de su paso por el Di Tella vivió en Londres, París y Nueva York. Juntos diseñaron vestidos y accesorios, crearon tapas para la revista Vogue y su primera colección de ropa fue comprada por el Victoria and Albert Museum. “El arte es arte y la moda es moda. Yo no soy una artista que colabora con la moda. Soy una artista que puso la moda en el lugar donde debe estar, el de la creación. Mi pasaje por la moda o en lo que haga es como artista. Cada tapa de Vogue England o la página de cualquier otro medio creada por mí son una obra y los desfiles también”, dice.

Los otros 40

Pensé que esto iba a pasar bastante más adelante, que todavía nos quedaban muchos años de juventud, diversión y despreocupación, pero en lo que va del año, mi grupo de amigas se ve rodeado de problemas de salud:  Pilar empezó el año con unas biopsias en el estómago, porque parecía tener algo similar al colon irritable, felizmente nada ocurrió, yo con mi nódulo en mi pecho derecho, que sigue estando ahí, y debo controlarlo por 3 años mínimo mas, en un par de meses me vuelve a tocar control, la sobrina de 3 meses de Paz, está en trámites desde que nació porque necesita un trasplante de hígado, y ese tema nos ha partido el corazón a todas, y para coronar este año Pia nos contó el viernes que tiene un problema en la tiroides, que puede ser un Cáncer.

Ahí, esta, todo junto, 7 mujeres entre 40 y 50 años que están atravesando la plenitud de la vida con o sin hijos, nos llegó la etapa de la enfermedad y los controles exhaustivos, mucho antes de lo que todas esperábamos.
Será que la vida cotidiana nos pasa factura? Será que la responsabilidad, la independencia, el “hacernos cargo”, las corridas diarias, los disgustos en cualquiera de nuestros ámbitos, nos cobran “peaje”?

Yo creo que sí.

Creo que en alguna parte pagamos un costo, que viene implícito con todo esto: nos hacemos “mala sangre”, para viajar al trabajo, (y viajar en transporte público en Argentina, o lidiar con el trafico en auto, creanme, no es nada fácil) discutimos con nuestros jefes, o compañeros, nos molestan los comentarios de las personas que no nos tratan bien (en una tienda, la calle, o algún conocido) y al final del día estamos con toda esa mala energía que se nos sumó, y en algún caso tuvimos la suerte de descargar, en otros no, y eso queda registrado en alguna parte del cuerpo.

Siempre pensé que los problemas de salud empezaban mucho más adelante… no sé a qué edad, pero mi negación dice más adelante. Los nuevos 40 nos muestran como chicas de 30: en el mejor de los casos: bellas, profesionales, y familiares. Sonriendo, felices y llenas de vida.

Y sí, es así, pero no es solo eso. Evidentemente el cuerpo no está igual y pasa factura, enfermedades cardíacas, cerebrovasculares, enfermedades terminales, todos los estudios empiezan a partir de los 40. Esa es la otra cara, la otra parte, que no esperábamos,  pero que,  definitivamente, está.

bs

 

Carla

 

Como el feminismo nos cago la vida.

nosotras podemos!!Bueno, tal vez sea un poco categórica y me tilden de machista, no es así.

Ya se que el feminismo trajo un montón  de beneficios: igualdad de derechos en algunos casos, posibilidad de voz y voto en otros, posibilidad de disfrutar del sexo y las ventajas de la anticoncepción, etc, etc pero yo hablo de algo mas terrenal, de la vida diaria, en ese sentido creo que el feminismo nos cagó la vida (disculpen la mala palabra, es la que mejor describe la sensación)

Ahora somos independientes y todo lo podemos hacer: podemos tener hijos con un donante de esperma, tener un departamento propio, un auto, un alto cargo en una compañía, nuestro propio negocio, viajamos solas y somos maravillosas. No necesitamos nada de nadie, somos superchica o la mujer maravilla, la sociedad, la publicidad, (y nosotras mismas), nos dice todo el tiempo que podemos, y nosotras seguimos adelante, y vamos por mas.

Saben que? basta para mí.

Yo necesito de los demás. Necesito Pedir y recibir ayuda.

Necesito un hombre (porque me gustan los hombres, sino eligiría una mujer) que me acompañe en la vida, con quién compartir lo que me pasa, con quién pensar el “por venir”; no quiero poderlo todo, es muy desgastante, es triste estar sola todo el tiempo y tomar decisiones: desde qué comer, hasta qué nos queda mejor para salir… quiero pensar que alguna vez me podré tomar un año sabático y que alguien se pueda ocupar de mi, mientras yo hago todo eso que dejo para mas adelante…

Quiero que alguien pueda ocuparse de mis hijos, que les lea cuentos, que los lleve al cole,  y a fútbol, que vaya a las reuniones de padres o compre el mapa que necesitan para mañana, no quiero correr sola.

Quiero que alguien se emocione conmigo, porque a Balta se le cayo su primer diente, y lo busque en el piso porque no lo encuentra y el ratón Perez no va a venir….

Quiero amigas para reirme y contar lo que nos pasa, para compartir historias y reinos de estupideces. Quiero a mis padres porque disfruto de ser hija y no estar sola, y compartir con ellos lo que nos pasa…

No me digan que ser una gran profesional y tener una gran carrera es el camino a la felicidad, porque no es cierto. Estar arriba es estar muy solo, es pensar con quién almorzar, a quién copiar en un mail, o con quien te conviene ser amigo….el poder es solitario. Y para que sirve?

Y en definitiva, que es poder? Poder que? Poder comprar, poder tener mas cosas?

Poder viajar en primera clase? Para encontrares con quién? quien te espera? quién deja mensajes en la contestador de tu casa…? (no de tu celular, de tu casa)

Si bien no creo que las mujeres queramos estar en casa todos el día cocinando, lavando y planchando (tampoco como Betty Drapper de Mad Men), me parece que tampoco queremos esto que ocurre hoy: trabajar 20 horas por día, llegar extenuadas, ver pasar los días, y no saber que pasa con nuestra gente.

Y creo también que creernos esto nos ha hecho mucho daño. En nuestro presente, en la vida que elegimos. Conozco infinidad de mujeres que no pueden elegir, que están solas añorando su mejor época, y que se arrepienten de haberle dedicado a la carrera, los mejores años de su vida y que dejarían todo, sin mirar atrás, por encontrar a alguien que se haga cargo de ellas y sus necesidades emocionales y  económicas. Y todas lo confiesan en conversaciones de amigas, o donde no hay un hombre que pueda escucharlas….

Entonces , vuelvo otra vez, con lo mismo, finalmente, tanto poder solas, no nos cago la vida?

bs

Carla

Vaso vacío

No suelo ser mala onda, todo lo contrario, pero desde ayer tengo una infección en le oído (sumada a fiebre antibióticos y corticoides) y eso me tiene a mal traer. Todo me cae mal, todo me molesta. Balta no quería lavarse los dientes esta mañana (ni ninguna otra) y casi tenemos una batalla campal (él es caprichoso, sí, y yo tengo poca paciencia, también)

Ayer puse toda mi buena voluntad, me fui a caminar, pensé en las cosas buenas, me di un buen baño, y demás, pero no logro sacarme el mal humor, ni la sensación de sentirme sin nada… y no soy tonta, se que tengo un montón de cosas importantes: familia, amigos, cosas por las que estar contenta y agradecida.

Pero hoy no me parece así. Hoy siento todo complicado, difícil, siento que busco y busco trabajo y no encuentro nada, no sale nada, ni siquiera una entrevista, como para, al menos, sentir que circulo, que algo se mueve, que pasa algo…

Y tengo cosas para hacer: Balta cumpleaños mañana, y estoy con su fiesta, decidí que iba a empezar con los chequeos, para sacarmelos de encima, entonces me doy cuenta que mi cuerpo esta mal: el traumatólogo me dice que con la espalda como está (dura y contracturada) no voy a llegar muy lejos, que me ocupe de mi, dijo el médico, como si a mi no me parecería fantástico pasarme el día en un SPA, al menos una vez por semana,  pero tampoco estoy para eso), se suma la infección en el oído, (que me tuvo toda la noche sin dormir… encima cuando por fin puedo hacerlo a Juan se le ocurre encender la TV (A la 1. AM) y ponerse a mirar “Friends”, es necesario que prenda la tele si esta todo apagado????? Ahhhhh ellos nunca entienden nada….) también estuve descompuesta de la panza todo el fin de semana y siento que todo me cae mal.

Ya sé, ya sé, estoy somatizando todo, y no veo la mitad del vaso lleno, pero no puedo hacer otra cosa… realmente me siento mal…

En algún lugar siento que tener trabajo me dignifica, me hace crecer, me permite equilibrar un poco las dos vidas, y también sentir que no he abandonado a ninguna de las dos Carlas: la que se convirtió en madre y se hace cargo de la casa, y la que trabaja y disfruta de la profesión.

Y me pregunto, porqué si tengo: marido, hijos, familia y amigos, casa, que pasa que la profesión o el trabajo, me tienen así? Qué lugar le doy a este punto? y lo más importante, porqué?

Carla, (averiada)

vaso

Quién soy, Qué quiero, Qué necesito?

Ya pensaron en que van a pedir para el año próximo?

Cuales son los objetivos que nos proponemos cumplir?

Hoy mientras Balta empieza la colonia de vacaciones, y Benja duerme su siesta, así en soledad, me propongo este momento mágico de pensar que quiero.

Preguntarme otra vez, quién soy, que quiero y que necesito… Creo que no soy la misma que se lo preguntó hace un año; creo que hay un montón de cosas que se han modificado y para bien y eso me pone contenta. No esta bueno sentir que uno transita y no se modifica, ser apasionada con la vida es eso para mi, sentir que me pasan cosas.

Que quiero? La verdad, me gustaría que me vida siga por este camino, quiero tener trabajo (nada definido aún, desde el martes 13), quiero absolutamente todo lo que tengo…. quiero seguir teniendo salud….

Que necesito? Mucho cariño, mucho rato con mi familia, mucho espacio para explorar mi curiosidad, mucha prosperidad. Y necesito esto. Sentarme, conectar, escribir este blog.

Que les deseo? lo mejor a todos y gracias! Gracias de corazón por pasar por acá, por los comentarios y también por el silencio. Por estar.

Feliz 2012 para todos!

xoxo

Carla

Va la foto del “sobre” importado de Macy’s con la carta a Santa.

PD tengo la valija preparada para darle vuelta a la manzana a las 12 de la noche!!! https://apasionadablog.wordpress.com/2010/12/28/mi-lista-de-deseos

Amigas en Crisis de 40 (y yo, en crisis con ellas)

El viernes pasado tuve un día complicado, yo estaba bastante sensible, el temporal que azoto la ciudad no me ayudó, y la gente tampoco…  mi mañana bajo la lluvia no fue muy feliz, me empapé, y la ciudad estaba atestada de autos.

El sábado era el cumple de Pilar, que festejaba en grande sus 40, o como ella los llama:” sus segundos 20″, para resumir hubo una seguidilla de mails sin sentido e innecesarios, sobre el regalo, el vestuario y demás idioteces…sentí que nuevamente había cosas que no se dicen entre mis amigas… hay un trasfondo raro… Decidí llamarla a Eugenia: mala elección, me tiro verbalmente, con todo lo que tenía a mano, dejando entrever, que yo nunca me hago cargo de nada, tal vez sea un poco así, pero la verdad es que ella se hizo la que no sabía nada de lo que estaba hablando, y  que las brujas no somos muy honestas…

La fiesta estuvo bárbara, Pilar es el Ave Fénix: un divorcio, un novio que falleció de Leucemia hace dos años y después de un año y medio de intenso trabajo consigo misma, ahí estaba: bailando felíz con su nueva pareja, sintiéndose plena en esta nueva puerta que se le abre en la vida. Me hace feliz verla feliz.

Anoche me junté con Caro, la “bruja” que me es mas par, la que es frontal, ácida y sin filtro, como yo;  la vida nos une en varios denominadores comunes, y creo que es la persona indicada para hablar de esto. La charla empezó a las 8 PM y terminó a las 2 AM. Imaginen todo lo que hablamos!: las chicas, la pareja, los hijos, los perros, los ex…Pero hoy voy a focalizar en su visión de las amigas: ella dice que la superficie esta jodida en algunas, pero en el fondo, en la esencia, somos todas buenas, pero 20 años después tenemos mas exacerbadas algunas cosas: la tolerancia, la frustración, la acidez, la personalidad de cada una….y recordó momentos en los que habíamos estado todas al pié del cañon: el accidente de Marina, la internación de Pía, la operación del perro de Caro, la muerte del novio de Pilar… todas situaciones tristes decíamos…. entonces qué: somos mas amigas en las miserias, en el dolor, en la enfermedad? Eso nos pone a todas en la misma línea? y que pasa cuando hay algo para festejar? Como el cumple Pilar que  alquiló un hotel boutique, un catering, una barra de tragos . No nos ponemos tan contentas y empezamos a criticar? a mandar comentarios soeces y procaces por mail? “Nunca es dura la verdad, lo que no tiene es remedio…”

En síntesis aunque Caro no coincidía, por no querer pensar mal, al menos,  yo creo que en determinado momento de la vida, (y los 40 son una buena medida) las cosas empiezan a cambiar: los objetivos que no se cumplieron, empiezan a pesar y a ser muy evidente la diferencia entre las que somos felices con nuestra realidad y las que no. Las que vamos cumpliendo objetivos y vamos por mas, y las que están esperando el milagro que todo cambie por si solo…

Mientras escribo,  pienso que hace un tiempo empecé a darme cuenta de las diferencias y creo que  la brecha empieza a ser demasiado evidente para no verla, o hacerse la idiota….Es difícil crecer a destiempo y la cosa creo no pasa por los hijos, la pareja, o el trabajo, sino por estar contenta con la realidad de cada uno de nosotros tiene, y sentir que fuimos eligiendo nosotros y no que la vida nos encontró con esto, y “esto” que es la vida que tenemos, no nos gusta…

Tal vez yo tengo esta visión porque estoy mas contenta con mi realidad y en vez de quejarme siento que al menos trato de hacer algo… y no todos podemos hacer lo mismo…

xoxo

Carla