Aprender de nuevo a los 40

hola, hola! Esta semana fue tremenda: Benja enfermo, Juan operándose de un quiste, y sin ayuda doméstica (pero como ya me queje mucho de este tema, no volveré a hacerlo).así que como imaginarán, me la pase haciendo malabares: correr para: llevar a los niños, la casa, tomar el tren para ir al trabajo, volver, cocinar, darme un baño y meterme en la cama.

Hoy,  para contrarrestar un poco, estoy trabajando desde casa, sola (sola, sin nadie alrededor), mientras llueve en la ciudad… Me tomo 5 minutos, me tomo un té, (decía un viejo comercial de infusiones).

Me puse a pensar en esto de tener la posibilidad de aprender algo nuevo, de hacer algo distinto a lo que uno esta acostumbrado a hacer, y lo raro que me parece que esto ocurra a mi edad… Afortunada? mmmh ya lo creo!

Mi trabajos cual consiste en analizar información on line sobre visitas y comportamientos de 3 señales de cable en internet. Mundo nuevo si lo hay, donde todo el tiempo pasan cosas nuevas y hay que estar constantemente re aprendiendo cosas, pero como nadie tiene la última palabra, vamos probando; entonces trabajo con analytics, y planillas de comportamiento, cuadros, power points y planillas de excel, y me paso el día con ellos, tratando de descularlos… cosa que no me es tan fácil….

Cuando me ofrecieron este trabajo sentí que era una oportunidad. Veremos que me demuestra el tiempo, pero si se que mas alla de como resulten las cosas, realmente estoy aprendiendo cosas nuevas, y cosas que no mucha gente sabe, ni tiene la oportunidad de aprender.

Esta bueno empezar algo nuevo a los 40 (casi 43), como toda gran historia en mi vida vuelvo a reemplazar a una chica embarazada  (me ha ocurrido antes en uno de mis trabajos mas importantes, y será alguna cosa con la maternidad????), pero esta vez, soy claramente una de las mas grandes, y esto sí es la primera vez que me pasa… pero no lo vivo mal, escucho y opino si cabe la oportunidad…

De alguna manera siento que tengo ovarios, me lo permito….y lo disfruto también; porque la vida siempre nos esta queriendo enseñar algo, así que trato de no ensañarme y me dejo llevar, hasta donde llegue. No lo vivo con mucha ambición y a veces fantaseo con la posibilidad de quedarme trabajando un tiempo… aquí.

Ya veremos que nos depara el destino!

Buen fin de semana!

Carla

Vaso vacío

No suelo ser mala onda, todo lo contrario, pero desde ayer tengo una infección en le oído (sumada a fiebre antibióticos y corticoides) y eso me tiene a mal traer. Todo me cae mal, todo me molesta. Balta no quería lavarse los dientes esta mañana (ni ninguna otra) y casi tenemos una batalla campal (él es caprichoso, sí, y yo tengo poca paciencia, también)

Ayer puse toda mi buena voluntad, me fui a caminar, pensé en las cosas buenas, me di un buen baño, y demás, pero no logro sacarme el mal humor, ni la sensación de sentirme sin nada… y no soy tonta, se que tengo un montón de cosas importantes: familia, amigos, cosas por las que estar contenta y agradecida.

Pero hoy no me parece así. Hoy siento todo complicado, difícil, siento que busco y busco trabajo y no encuentro nada, no sale nada, ni siquiera una entrevista, como para, al menos, sentir que circulo, que algo se mueve, que pasa algo…

Y tengo cosas para hacer: Balta cumpleaños mañana, y estoy con su fiesta, decidí que iba a empezar con los chequeos, para sacarmelos de encima, entonces me doy cuenta que mi cuerpo esta mal: el traumatólogo me dice que con la espalda como está (dura y contracturada) no voy a llegar muy lejos, que me ocupe de mi, dijo el médico, como si a mi no me parecería fantástico pasarme el día en un SPA, al menos una vez por semana,  pero tampoco estoy para eso), se suma la infección en el oído, (que me tuvo toda la noche sin dormir… encima cuando por fin puedo hacerlo a Juan se le ocurre encender la TV (A la 1. AM) y ponerse a mirar “Friends”, es necesario que prenda la tele si esta todo apagado????? Ahhhhh ellos nunca entienden nada….) también estuve descompuesta de la panza todo el fin de semana y siento que todo me cae mal.

Ya sé, ya sé, estoy somatizando todo, y no veo la mitad del vaso lleno, pero no puedo hacer otra cosa… realmente me siento mal…

En algún lugar siento que tener trabajo me dignifica, me hace crecer, me permite equilibrar un poco las dos vidas, y también sentir que no he abandonado a ninguna de las dos Carlas: la que se convirtió en madre y se hace cargo de la casa, y la que trabaja y disfruta de la profesión.

Y me pregunto, porqué si tengo: marido, hijos, familia y amigos, casa, que pasa que la profesión o el trabajo, me tienen así? Qué lugar le doy a este punto? y lo más importante, porqué?

Carla, (averiada)

vaso

Finalmente, le tocó a Juan

El mundo perfecto se desmoronó el martes por la tarde: asaltaron a Juan. Horrible; entraron en le estudio, eran 3, armas, gritos, todos al piso, y de a poco se llevaron la notebook, el celular y después de mucho, dar vueltas, encontraron todo su dinero, de adelantos de obras.

Cuando me llamó no lo podía creer, estaba enojado, violentado del maltrato, el que vive en Suiza, porque cree que nunca le va a pasar nada, que los robos, los asaltos, y demas yerbas solo  ocurren a lo lejos….

La alarma “funcionó”: llegaron 30 minutos mas tarde que se fueron los ladrones, yo pensaba que al menos estaría mas consciente de la situación de que finalmente no le habían hecho nada, ni lo golpearon, ni lo mataron, ni le pegaron un tiro, ni lo tajearon…

El no puede dejar de pensar en el dinero. Y en algún lugar lo entiendo, pero el no entiende como a mí solo me preocupa que el este bien. No me malinterpreten, recuperarse de ese dinero no le va a resultar fácil, pero sería mucho mas grave si estuviera lastimado en alguna otra parte que nos ea su ego.

Yo le recordaba el juicio de auto que tiene 4 años y debe estar por cobrar (que le cubre perfectamente el agujero económico) y él me decía “una vez que puedo hacer plata, querés que me la gaste en esto? ni en pedo, fue la respuesta” De nuevo yo entiendo su enojo pero saben que? Me saca su no entender,  que en esta situación,  la cosa podría haber sido muchísimo mas grave.

Sé que Juan no es el único, y que hay  miles como él todos los días, pero hay cosas mas terribles: fíjense en el paro de España, y lo que pasa en La puerta del Sol, robarle a un país su futuro no tiene perdón. Fuerza del otro lado del charco!!! no se resignen a una realidad que no soñaron.

bs,  buen finde!

Carla