Ansiedad

Todos conocemos la Ansiedad, y si bien es algo que nos pasa a todos, sin importar género, creo que seriamente que la Ansiedad es netamente femenina. Es un caracterológico de todas,  absolutamente todas las mujeres que conozco.

Esta impreso en nuestro ADN, y es parte de nuestro código genético.

No vamos a hablar hoy de la enfermedad ni de  trastornos, tengo mucho respeto por ello y no es el tema que me ocupa aquí.

Vamos a ver,  según la Real Academia Española, la definición es:

Ansiedad.

(Del lat. anxiĕtas, -ātis).

1. f. Estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo.

o

2. f. Med. Angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis, y que no permite sosiego a los enfermos.

Me resulta un poco antagónico y complementario a la vez, agitación y angustia. El estado de agitación cuando esperamos que algo ocurra, que alguien nos llame, un chico, un candidato, un trabajo, una confirmación, una buena noticia y que una situación se resuelva para bien.

Ansiedad es también, cuando en medio de la noche pasamos horas sin dormir, comiéndonos la cabeza, por tratar de entender algo o a alguien. Y eso nos genera angustia porque necesitamos saber, y entender y nos falta información o necesitamos tenemos claridad.

Cuando la ansiedad se transforma en enfermedad, estamos hablando de otro tipo de angustia, y no tengo formación profesional para hablar de ella.

Ansiedad  ( sinonimos)

  • desasosiego, intranquilidad, zozobra, angustia, ansia, congoja, desazón, inquietud, preocupación.

Es algo que nos cuesta manejar, la ansiedad nos deja intranquilas, y se nos agita el corazón, estamos nerviosas, nos comemos las uñas o la mitad de la heladera, y la paciencia (que también es femenina, pero ninguna de nosotras la reconoce como amiga), no aparece en esos momentos que necesitamos un poco de calma y para pensar con tranquilidad.

No se cual sea vuestro caso, el mío es que necesito inventarme un Plan B, y esa es la única manera en que puedo manejarla.

Un Plan B, que me ayude a resolver, a aquietar mi angustia, y sentir que tengo una idea que me tranquiliza. Un Plan B, para sacar de la manga, y alejarme de preocupaciones, apoyar la cabeza en la almohada y volver a dormir.

Pero cuidado, hay cosas para las que no puedo inventarme un Plan B, hay situaciones importantes de la vida para las que la ansiedad es mas fuerte que yo y me supera. La Paciencia tampoco me visita esos días, y tengo que recurrir a lo mejor de mí y no siempre lo encuentro.

La ansiedad es una compañera, que acompaña hace años mi vida, pero no puedo decir que seamos amigas. Y creo que nunca tendré suficiente paciencia para neutralizarla del todo. Será cuestión de terminar de acostumbrarme a ella y saber que por mas que me resista siempre estará conmigo.

Si a alguna le sobra algo de paciencia, me mandan un poco? 😉

 

xoxo

Carla

Miren las imágenes desesperadas de ansiedad que muestra google, cuando googleamos la palabra.

ansiedad

Prosperidad

Finalmente termine el libro (Comer, Rezar, Amar) y pañuelo en mano fui a ver la peli, confieso que no me mato, esperaba un poco mas de Julia Roberts, que no esta mal, pero sobretodo me desilusionó Bardem. Nada, lo mío tampoco es la critica de cine, aunque me gusta, hoy no es el caso.

Me pasaron varias cosas, para compartir, no solo la búsqueda interna y la re conexión con una, por un lado,  desde el placer y eso incluye la comida, la búsqueda interna  (el viejo ¿Quién soy? ¿Qué quiero? y ¿Qué necesito? Aquí y ahora) y, finalmente,  la integración con otra gente, haciéndole lugar al otro.

Fue muy interesante, también eso de buscar una palabra que nos pudiera definir, mi lugar, mi relación y a mi misma. Vamos por mi mísma, que es mas facil para empezar;  Me basta una palabra para definirme? no, nuestra idioma es tan rico que necesitaría mas de una, una frase entera. (Pero sin embargo, lo pensé bien, y creo que “Apasionada” me define bastante bien  😉  )

Me quede muy colgada con una imagen de la peli y era la imagen de millones de flores cayendo sobre ella, como lluvia, era un casamiento hindú (no es la imagen de Belleza Americana), era muy plena, muy de bienestar, de felicidad, y de repente se me asomo una palabra que uno escucha y no le da mucha importancia, pero a mi resonó mucho: Prosperidad.

Volví pensando en eso, dando vuelta con esa imagen, y la palabra resonaba en mi cabeza. La googleé; no se imaginan la cantidad de cosas relacionadas con la “autoayuda”, el feng shui, Osho, millones de blogs y demás cosas que aparecieron, (mucha boludez, pero mucha en serio!!!) y eso no era lo que yo buscaba, así me fui a la raíz: Rae.es, y vean lo que encontré:

prosperidad.

(Del lat. prosperĭtas, -ātis).

1. f. Curso favorable de las cosas.

2. f. Buena suerte o éxito en lo que se emprende, sucede u ocurre.

Sonrei, y pensé: esto es  lo  que quiero para mi, esto quiero que me pase.

Mas allá de todos mis comentarios peyorativos anteriores creo que una puede ser quien quiere ser, y tiene que mentalizarse en eso.

Tengo un pensamiento poderoso acerca de mi misma? Sí.

Me creo próspera? no, pero sí trabajo para serlo.

Beso,

Carla

Este fin de semana trato de volver, fue una semana laboral muy intensa!