Escena de celos

Pasaron tantas cosas que no sé por dónde empezar… Finalmente hablé con una psicopedagoga por Balta, y muy amorosamente me tranquilizó: me explicó que así como los chicos aprenden a caminar, a hablar, y a leer, aprenden a defenderse, que es un buen momento para afianzar personalidad y que no es tarde. Me dió algunas ideas, y me explicó que tenia que hablar muy concretamente, y para un chico de 5 años. Dedicarle tiempo, espacio y valorarle los esfuerzos. Integrarlo, darle responsabilidad. Que no es algo que se resuelve en el corto plazo, así que hay que ser consistente. Estuvo bueno para mí, y quedamos en profundizar un poco con Juan sobre el asunto.

De Juan quería hablarles hoy, me paso algo raro el sábado pasado;  en alguna de las charlas de varoncitos a las que gentilmente me involucran (aunque yo no me quedo todo el tiempo), quedamos que le festejábamos el cumple a: xxxx (se acuerdan que esta separado, sin trabajo, y buscando desesperadamente rearmarse), por una razon u otra quedamos los 4: Ignacio, Ricardo Juan, y yo. Hablamos de sus historias de romances hetero y gay (no se olviden que tenemos de todo!), y yo hago el estupido comentario de haber dejado dormido a Benja en mi cama.  Ellos 2 lo cargaron un poco, “ahhh  su cama, escuchaste Juan?, no Nuestra”, y yo me rei, pero lo deje pasar; se fueron a la 1.30 AM, Balta, me pregunta donde esta Benja, porque el también quería venir a mi cama, y Juan se enoja, y me grita (no es un comentario exagerado, fue así), “ves, ellos también dicen “tu” cama, no “su” cama, es “tu cama, tu baño, tu cuarto”. Nada es nuestro.

Me quede helada, era tarde, no quería discutir, solo dije que era un simple comentario y  que no cabía el planteo… Se ofendió, y se fué.

Ayer domingo estuvo como si nada… yo me hice la tarada, no tenía ganas de discutir, y me parece que no vale la pena.

Sospecho que esta celoso, de lo maravillosa que sus amigos, repiten que soy. Ricardo le dijo cuando empezamos a salir que el quería tener lo que Juan tiene conmigo: una pareja con proyecto, con contención, y compañía. Con respeto, con amor. Con una mujer que se ocupe de él y su familia  (comentario que Juan jamas me contó, y me enteré de esto mucho tiempo después de casualidad por Ricardo).

A ver, si le di motivos de celos? no, en lo mas mínimo, si tuviera que buscar a alguien para engañar a Juan, no sería uno de sus amigos.  Supongo que le debe haber rayado otra cosa y ya veremos si le saco que es.

Si me gusta sentirme maravillosa? sí, sin dudas, pero es algo que Ignacio y Ricardo siempre destacan de mí.    Vanidosa, yo? sí, acá, en mi blog,  no los voy a engañar, pero vanidosa no es histérica, no se confundan. Y yo conozco perfectamente la diferencia. Y saben que? no se me levantó el ego….

xoxo

Carla

 

 

 

Anuncios

Mariposas

El miércoles pasado tuvimos reunión de brujas,  estuve ausente el mes anterior así que estaba por demás ansiosa.

Pase por lo de Marina, y vinimos charloteando por el camino, poniéndonos un poco al día, de: niños, hombres, chusmerío en general. Marina empezó a salir con un viejo conocido de su adolescencia, (ex marido de una ex amiga suya) y estuvimos largo rato hablando del tema. Ella se quejaba de la falta de “mariposas en el estómago” Yo le decía que enamorarse a los 40 no es lo mismo que a los 20.  Se juegan otras cosas: la familia, los tiempos, la situación económica, los hijos de los 2, la historia personal de cada uno, etc. Hay un montón de factores racionales que influyen a la hora de enamorarse en esta etapa.

La realidad es que nos autoinvitamos a la casa nueva de Pilar (Pi, Pili) y su novio, la obligamos a cocinar los ñoquis de este 29,  (en 15 años es la primera vez que se digna a cocinar y a recibir como corresponde en su casa; data no menor: la última vez, en su cumpleaños, puso en pote de queso blanco en la mesa, los sándwich de miga del día anterior pegados, y el champagne para brindar con la cucharita del dia anterior, y no exagero para parecer graciosa, todo es verdad),  así que nos relajamos a que ella se ocupe, y nos dispusimos a charlar: estábamos todas menos Paz, que tenia un cumple, hablamos muy en general de temas de laburo, vacaciones  y nuevo hogar de Pili, y demás…. Hasta que retomamos el tema del enamoramiento, y quién sintió mariposas en el estómago y quién no, la mesa venía dividida, todas teníamos opiniones diferentes, había situaciones en las que si y grande fue la sorpresa de Marina cuando Caro, le dijo lo mismo que yo le había dicho en el camino, no sabía a cual de las dos mirar, y estaba por demás sorprendida.

Eugenia, me preguntó si yo sentí mariposas cuando lo conocí a Juan;  Confieso que la primera que nos vimos no nos dimos mucha bolilla, la segunda vez, cuando salimos solos, sí,  me acuerdo que no dormí en toda la noche (tenía 30 años, si vale de algo la aclaración) porque sentía que había conocido a la persona con la que iba a compartir mi vida… Llevamos casi 12 años…. al menos lo más importante de la vida, me paso con él.

(Y ahora que me acuerdo, mi vestido de novia, tenia mariposas amarillas… será una señal?)

Inconsciente de niños….

Me gustaría saber qué es lo queda en el inconsciente,  de todo este tiempo que
una dedica a jugar, leer, dibujar, contar cuentos, y armar plan con los hijos.

Me gustaría saber si Balta o Benja se van a acordar de las tardes de cuentos abajo de la manta, o las torres de bloques ( “con basamento” como diría Juan); si las plastilinas, los huevos rotos en preparaciones  de tortas,  los nesquick o los huevos kinder, serán parte de los recuerdos de su niñez, y será una infancia feliz…

Qué me acuerdo de la mía? Me acuerdo de caminar con mi papá a la escuela y la pasada por el kiosko a comprar figuritas;  que mi mamá me prepare la merienda, y me lleve a las múltiples actividades del momento, como: inglés, foniatría, y/o pintura… me acuerdo que mi papá me leía el cuaderno del colegio, los domingos y nos llevaba a dormir…. (Que ingrata! ahora me doy cuenta que mi mamá hacía un montón de cosas y sin embargo el mas presente para Pato y para mí, siempre fue mi papá… también el mas incondicional, el que “estaba”, aunque no lo viéramos mas de dos horas al día.)

Yo invierto mucho en mis hijos: me siento, juego, dibujo, corro, los llevo, los acompaño, hago actividades, a veces porque quiero y lo disfruto y otra porque me demandan y me dejo, aunque no tenga demasiadas ganas.  Juan hace también, a su manera, en sus tiempos, con sus cosas, yo aprendí a que él también puede hacer aunque no sea como yo lo haría…

Qué les quedará a mis hijos de estos primeros años? les quedará algo de su propio vínculo?, sobretodo a Benja que es tan chiquito….y se tira (literalmente) encima mío…? necesitará mi olor? mi cuerpo, mi calor?

Nosotros siempre hablamos de “equipo”, en esta familia, de que eso somos y vamos para todos lados (al menos casi siempre…) y me gustaría que Balta y Benja sintieran eso entre ellos, que mas allá de las diferencias, mas allá de la edad, y los intereses de cada uno, son un equipo, y se tienen el uno al otro.

Estar en cama también me hace pensar en eso….

xoxo

Carla

Fuera de foco


La semana pasada en el capitulo de Mad Men, la serie de HBO, de los publicistas de los años 60, decían algo que me resonaba, cuando uno esta fuera de foco es porque algo importante esta por ocurrir… La metáfora de enfocar o sentirme fuera de foco es algo que me resuena; muchas veces sentí que necesitaba “hacer foco en una cosa”, “enfocar con claridad sobre alguna situación”, y hacer el gesto de mover el lente de la cámara, y/o rever algo que no quería ver.

Hace mas de 10 años, estudié fotografía en la escuela creativa de Andy Goldstein. Siempre había querido aprender, me gustaba sacar fotos y en algún momento tuve la fantasía de dedicarme a eso profesionalmente. Sacaba fotos en viajes, (y armaba un equipo pro, Vil, te acordás de mi cámara zoológica??? y las fotos que nos sacamos en Barcelona?) me subía de polizón a edificios de Buenos Aires desde donde podía tomar vistas maravillosas de la ciudad, o en alguna producción de fotos sacaba mi propia versión de la situación.

Pero sobretodo me sirvió para aprender de mí, y meterme conmigo; viendo en donde ponía el ojo, qué elegía enfocar, y hacia donde ponía mi energía.

Mi terapeuta, ( a quién le debo la mitad de mi felicidad, ya que si no hubiera laburado tanto con ella, ergo conmigo, mi realidad sería muy distinta), una tipa piola y creativa, me ayudaba a mirar mis fotos desde otro lugar, tratando de entender qué buscaba, sobre qué elegía enfocar, o en que estaba poniendo mi libido; así aprendí a ver ya no solo mirar a través de la lente; prestando atención también a lo que había mas atrás, a “revolear el ojo” por arriba de la cámara, y ver el todo, no solo la parte que mi ojo quería/podía ver….

Fue todo un aprendizaje para mí, y si bien sigo sacando fotos, extraño la época que salía a comerme la calle buscando la foto que me representaba, o que traducía lo que me pasaba en ese momento.

Enfocar, estar en foco, fuera de foco…. metáforas que expresan claramente una situación.

En donde tienen el foco ahora?

xoxo

Carla


Finalmente, le tocó a Juan

El mundo perfecto se desmoronó el martes por la tarde: asaltaron a Juan. Horrible; entraron en le estudio, eran 3, armas, gritos, todos al piso, y de a poco se llevaron la notebook, el celular y después de mucho, dar vueltas, encontraron todo su dinero, de adelantos de obras.

Cuando me llamó no lo podía creer, estaba enojado, violentado del maltrato, el que vive en Suiza, porque cree que nunca le va a pasar nada, que los robos, los asaltos, y demas yerbas solo  ocurren a lo lejos….

La alarma “funcionó”: llegaron 30 minutos mas tarde que se fueron los ladrones, yo pensaba que al menos estaría mas consciente de la situación de que finalmente no le habían hecho nada, ni lo golpearon, ni lo mataron, ni le pegaron un tiro, ni lo tajearon…

El no puede dejar de pensar en el dinero. Y en algún lugar lo entiendo, pero el no entiende como a mí solo me preocupa que el este bien. No me malinterpreten, recuperarse de ese dinero no le va a resultar fácil, pero sería mucho mas grave si estuviera lastimado en alguna otra parte que nos ea su ego.

Yo le recordaba el juicio de auto que tiene 4 años y debe estar por cobrar (que le cubre perfectamente el agujero económico) y él me decía “una vez que puedo hacer plata, querés que me la gaste en esto? ni en pedo, fue la respuesta” De nuevo yo entiendo su enojo pero saben que? Me saca su no entender,  que en esta situación,  la cosa podría haber sido muchísimo mas grave.

Sé que Juan no es el único, y que hay  miles como él todos los días, pero hay cosas mas terribles: fíjense en el paro de España, y lo que pasa en La puerta del Sol, robarle a un país su futuro no tiene perdón. Fuerza del otro lado del charco!!! no se resignen a una realidad que no soñaron.

bs,  buen finde!

Carla

Domingo perfecto

Hoy leía el editorial de la nueva Harpeer’s Bazaar (Ana Torrejon es lo mas, extrañaba mucho sus editoriales) y hablaba de categorizar los sueños: pequeños como darme le lujo de escribir este blog, y tener continuidad, medianos: soñando con viajar pronto y tomarme unos dias de vacaciones, aunque sea toda una semana, y grandes como hoy domingo: que no salí mas que a dar una vuelta, ví que mis calas empiezan a crecer, Balta y yo sacamos una bolsa entera de hojas feas del jardín, cocinamos todos juntos, (nada raro,  par de tartas) y almorzamos sin grandes urgencias, ni corridas a las 3.30 PM, salimos a pasear y dar una vuelta en bici, mis papas vinieron a desayunar y tomaron sol, (después se fueron) y por primera vez en 5 años, me senté a leer el diario del domingo y la revista nueva de Harpeer’s Bazaar.

Es uno de esos momentos en los que paro a disfrutar y no miro la zanahoria de adelante.  Mañana seguramente será un dia complicado, entre las corridas del trabajo, la incertidumbre, reuniones, proyectos, esta semana tenemos que ir de nuevo al cirujano por Benja, y debo decidir que hacer con Ema… Pero hoy, hoy es un día soñado, hoy es un dia feliz, hoy es mi día perfecto.

Buena semana!

Carla