Tirones, cartas y una realidad que me apabulla

Aquí, estoy , en medio de un desvelo, son las 5 AM y mas alla del te de tilo o un cuarto de clonazepan, sigo sin dormirme.

Que me aqueja? uhhh varias cosas, no han sido fáciles las últimas dos semanas; mi papá lleva varios días con temas de salud: dolores de espalda, (que le dificultan caminar bien) problemas en el aparato digestivo (bazo e hígado agrandados, e inflamación intestinal), fiebre x la noche hace varios días, y una irritación en la vista, pero no es solo lo físico, sino como lo anímico empieza a jugarle una mala pasada y lo tiene en cama, pensando que esta muy viejo (y esta grande, pero no estaba así…), lo que significa que seguramente haya cosas que van a cambiar y que voy a tener que tomar bajo mi responsabilidad.

Con el tema de la efectivización de trabajo trajo apareados un montón de inconvenientes de seguro medico que no tenia y no se iban a solucionar en 6 meses y por suerte ayer, me dijeron que la situación debía estar cerrada a mi favor a fin de mes. ( pero hasta que no lo vea,  no me voy a quedar tranquila)

Mi jefe esta viniendo aquí a Buenos Aires de visita y si bien, sé que esta bueno, y puede ser una oportunidad, eso me tiene un poco nerviosa…es la primera vez que lo voy a ver personalmente…y después de 8 meses de trabajar es un poco raro, no le “saco la ficha”*, aún)

Mi pequeño Benja cumplió 3 añitos la semana pasada, mandamos torta a la colonia de vacaciones, fuimos a jugar a la tarde  a la plaza, y por supuesto el Combo incluyo la cena en Mc Donalds ;). Pensábamos festejarle su primer cumple, oficial con amigos el sábado anterior, con un inflable y todo, pero tuvimos que suspender por la lluvia, por suerte nunca le dijimos nada, y funcionó bastante bien, porque no lo sufrió, pero yo me quede triste, me hacia mucha ilusión festejarle su primer cumple…Esperemos tener mas suerte este fin de semana….

La verdad es que para comenzar el año, demasiadas cosas, yo hubiera querido tomar un poco de sol, mirar un poco de árboles, caminar un poco, mirar el rio y mirarme un poco el ombligo y que sea una época mas tranquila para todo, pero se ve que no es así y que lo que me toca vivir es otra cosa.

Ya se que siempre vivimos repartidos entre una cosa y otra, que si no son los chicos, es el trabajo, o el sueldo, o… pero extraño tener un momento de tranquilidad y de conexión conmigo, donde podía sentarme   y simplemente descansar.

No se si esa época volverá o si es la etapa de la vida en la que una va  para todos lados, porque siempre hay hay una razón para salir corriendo (y no necesariamente de espanto!)

Así que vuelvo a lo primario, a lo principal y mas importante que es conectar conmigo, mirar todas las cartas y pensar que puedo hacer ahora,  con cada una.

Y lamentablemente  en este juego, yo no doy las cartas y hay cartas que no puedo cambiar!

bs, me voy a meter en la cama un rato mas!

Carla, entre cartas, fichas y un croupier que no me hace fácil las cosas

cartas poker

cartas poker

 

*sacar la ficha, es saber claramente como es y como funciona el otro.

Limpieza

Se viene una semana laboral compleja, no se si buena o mala aún…. la chica a la que reemplazo ya esta de vuelta, pasaron velozmente estos 6 meses y aquí estoy, sin definiciones sin saber, sin poder resolver.

Estuve de gran limpieza hoy: papeles, notas y recortes para leer “cuando tenga tiempo”, cuadernos viejos, folletos guardado para hacer collage, sacando cosas viejas, para que entren nuevas, estoy en una época de aprendizaje, de rearmarme y reformular mi camino….

En tanto arreglo encontré unos viejos cuadritos que me mande a hacer hace años cuando me fui a vivir sola, por primera vez, decían frases hechas, que viene bien, volver a ver: “vivi una vida extraordinaria”, “nadie como vos volveré a existir otra vez”, “enamorate”, y una foto mía al lado de un cartel de una muestra de Retratos (“Portraits”) de Henri Cartier Bresson, que es un gran recuerdo en mi vida….

No importa lo que vaya a pasar, no importa que siga sin definir un millón de cosas, esas   3 cosas son mi  buen augurio de la semana.

La vida tiene esas cosas, de repente te trae algo a la cara, y cuando realmente lo ves, es como un mensaje encubierto, como si una mano invisible, se acercara a mi y me dijera, “no te olvides de esto”.

Así que entre la música y un nuevo playlist, las fotos, los recuerdos, creo que es un momento de barajar y dar de nuevo.

bs, 

Carla

 

Cábalas

Me reconozco bastante cabalera, no sé bien de donde viene mi propia tradición; supongo que es la aversión a tener mala suerte. O envidia. O desgracias. Todo puede ser.

Algunos ejemplos: no paso debajo de una escalera (desgracia), no doy la sal en la mano (pérdida de dinero), no apoyo la cartera en el piso (miseria), doy 7 pasos para atrás cuando veo un gato negro (mala suerte)  y uso mucho rojo (envidia). Mucho. Pero los días 13 suelen ser buenos días para mí. (no así los 14, no tengo una explicación para eso)

Cuando era adolescente, recuerdo que había una canción que me gustaba mucho, se llamaba “Things can only get better” y la cantaba Howard Jones. Una canción mas de los ´80s. Irrelevante. Salvo por una cosa:  Cada vez que escuchaba la canción, me pasaba algo bueno. (no vale ponerla para escucharla, tiene que aparecer de casualidad, sino, no funciona la cábala)

Llevo años sin escucharla, e igualmente me han pasado cosas buenas, pero el otro día,  estábamos en un cumpleaños, y la escuché de fondo, me quedé callada y recordé mi vieja cábala, pero ahí quedó.

Para variar un poco, mi semana laboral fue agotadora, ayer mi jefe me dijo que quería hablar conmigo y yo pensé que me iba a pegar un sacudón. En mi cabeza tejía y destejía cosas que podía decir, argumentos, y demás. Cuando por fin hablamos, me recordó la charla que habíamos tenido en la primera entrevista y me dijo que quería ofrecerme un contrato por tiempo indefinido, (es una manera de decir) y que me quedara en este puesto de trabajo. Muy honestamente me reí y le confesé que pensé que venia de sermón mas que de aplauso, me dijo que sabe que mi potencial es mas de lo que estoy dando, pero como yo argumenté, es la primera vez que hago este trabajo y no conozco este negocio. Me lo tomó. Pedí cosas que no se si me darán, como mi viernes de home office (que lo veo pendiente de un hilo), sueldo y que el siga siendo mi jefe…. recién empezamos las charlas, veremos como sigue todo, no me anime a luchar por un cargo mas alto, si bien tenía uno antes porque me parece que no es el momento; pero la verdad es que estoy contenta. No me esperaba esta charla tan pronto, y la perspectiva de trabajar otra vez, y estar menos angustiada con mi vida de trabajadora independiente y pagando cosas todo el tiempo, me pone feliz.

Va la canción para quién tenga curiosidad.

Si, al menos por un ratito, las cosas pueden mejorar!!

Carla, con sonrisas 🙂

PD Les conté que me compré  un gato dorado que trae suerte en le barrio chino? Aqui esta mi  Maneki Neko

Imagen

Compartimentada

Domingo a la mañana, tempranito, sentadita en la cocina, tratando de conectar conmigo.

Esto de vivir compartimentada es muy desgastante: los chicos, el trabajo, la casa, Juan, yo misma… no me ha resultado nada fácil estos días…. Debo reconocer que en el camino, me encontré pidiendo soporte, explicaba mi situación de stress, mi no quejarme, pero estar cansada, y con alegría digo que recibí de todo: soporte, cariño y compañía de Juan, cariño y cuentos de mis hijos, buenos consejos, oídos atentos, risas con mis amigas y que todo eso me ha hecho sostenerme mejor.

Cuando estaba preocupada por cosas de trabajo, que parecen ponerse de acuerdo en complicarme los viernes por la tarde/noche, y con ello el fin de semana, en una charla con Juan, me decía: “yo no entiendo mucho de puestos de trabajo; al fin y al cabo, todos son empleados, todos tienen un jefe distinto, todos tienen cuentas que rendir a alguien, y mañana a la mañana todos pueden desaparecer, y vos lo viste muchas veces, en varios trabajos. No te persigas” O como me decía una compañera de trabajo nueva, “vos no te olvides de lo que hiciste, de quién sos, y lo que hiciste con tu vida laboral hasta llegar acá. Hace 5 años que trabajas sola, y te fue bien, esto son 6 meses, no le des mas importancia de la que tiene.”

Sabias palabras. (aunque tenga que recordármelas otra persona)

Mis papas, no pudiendo con su genio, ni su edad, preguntándome, como estoy, y si necesito algo, queriendo ver mas alla de mis ojos, y saber que es lo que me tiene tan contracturada…

Mis amigas el miércoles, en la cena mensual, haciéndome reír, diciendo cosas divertidas y trayendo, un frasco de “píldoras”(confites en realidad), que se llaman dosis de amistad, para tomar las que prefiera, y en la despedida la frase fue: “vos vas a ser la chica inolvidable for ever.” O un almuerzo el viernes con una amiga relativamente nueva, de los últimos 5 años, (13 años mas chica que yo) diciendo, “no te preocupes tanto, las cosas se te van a acomodar y sabes que Carla?, no sabes lo que disfruto de nuestras charlas, y lo bien que me hace tenerte de ejemplo.” Yo que siento que hago lo que puedo, mas que ser ejemplo de alguien…

Benja, levantánsose termprano, hablando de cama a cama con Balta (mientras los escucho por el baby call), diciendo en tono de pelea: “Mía mama, no tuya”, y Balta que es mas grande, le dice, “no, es de los 2; ella siempre dice que es de los 2, y de papa tambien, un poco..”. Esos ratos de cuentos en la cama (la mia para que engañarnos), antes de irse a dormir, con beso abrazo y cariño incluido, que me hacen dormir envuelta en alegría y un poco de paz….

Y yo, yo misma, que salgo a correr, al sol, y a mirar el rio, a llenarme de un poco de eso y descargar un poco de todo lo que no me sirve… que voy en el tren, mirando por la ventana, soñando un poco, escribiendo recuerdos que me hacen bien.

Este año me decían que mi familia es un poco un barco, y con este cambio mío laboral de no estar en todo el día en casa, después de haber estado durante 5 años, era como ordenar de nuevo el barco y repartir obligaciones y necesidades. Que el proceso podía ser largo y los cambios de este tipo llevan tiempo.

Mi ansiedad que necesita tener todo ordenado ya, todo resuelto, saber todo, hacer todo, llegar a todos lados…. y yo que necesito salir al sol.

Hoy en buenos aires, por suerte, tenemos sol, mientras escribo, miro de reojo por la ventana, y veo el rayo asomando en el jardín…. Hace muchas años, cuando recién empezábamos a convivir con Juan, los domingos eran mi momento de soledad, me preparaba un rico desayuno, cafe con leche, jugo, tostadas, algo de fruta, me sentaba en el balcón dejaba que me inundara el sol y me ponía a escribir; y como hace años no me pasaba, hoy también domingo a la mañana estoy sola, con un desayuno rico, escribiendo, escuchando pajaritos, y pensando en cosas buenas para mi. Todos duermen, y es como robarle un momento a mi realidad cotidiana.

Salgo a sentarme al sol, antes que alguno se de cuenta, y me devuelva a la realidad.

Carla, asoleada 😉

<

Levantada en peso

Algo raro me pasa y no puedo terminar de pegarle la vuelta…, estoy cometiendo varios errores, en el trabajo, es como si no pudiera terminar de concentrarme.

La semana anterior me llamaron la atención y lo mismo ocurrió anoche… y eso no me deja dormir….

Son errores de tiempos, de entregar cosas en mas días de las que se esperan, me equivoco en las presentaciones de power point, no me termino de concentrar porque siempre hay algo que me saca de allí. Y cometo errores.

En el fondo no me siento mal por cometerlos, pero me da bronca, no solo hacerlo seguido, sino, que nadie entienda que solo llevo 3 meses haciendo algo que nunca hice antes… y lo que me da bronca es pensar que mi jefe puede cambiar su buen pensamiento acerca de mi, de mi profesionalismo, y mi capacidad. Es como si se me escapara la hilacha…

Me gusta este trabajo, este lugar, y este jefe. Es uno de esos jefes para aprender, y no tuve esa oportunidad muchas veces en mi carrera laboral. Y creo que por eso también me da bronca… También por mi exigencia, que no es poca…, pero la realidad es que siento que no me alcanza el día…. y no me quiero quedar hasta tarde haciendo cosas… y cuando las quiero terminar en mi casa, las mando con errores… se ve que no es aquí tampoco….

Ayer me comí una levantada en peso, con mucha elegancia: me explico que le parecia muy profesional la presentación que estaba haciendo, pero que tenia, muchos vacios, y que me la pidieron 10 días antes… que reconoce que lo que hice es mas profesional, pero la persona que me lo pidió, necesitaba información con urgencia, y que no se puede llegar con fuegos artificiales, cuando la fiesta terminó…

Ya me puse triste, la gripe que tenia, me avanzo, no dormi, pensando en esto, y lot ermine mandando esta mañana, pidiendo disculpas y dando mis razones…. que no sabremos si servirán…

Todo bien con aprender, pero no me gusta que me sacudan seguido….

Aprender de nuevo a los 40

hola, hola! Esta semana fue tremenda: Benja enfermo, Juan operándose de un quiste, y sin ayuda doméstica (pero como ya me queje mucho de este tema, no volveré a hacerlo).así que como imaginarán, me la pase haciendo malabares: correr para: llevar a los niños, la casa, tomar el tren para ir al trabajo, volver, cocinar, darme un baño y meterme en la cama.

Hoy,  para contrarrestar un poco, estoy trabajando desde casa, sola (sola, sin nadie alrededor), mientras llueve en la ciudad… Me tomo 5 minutos, me tomo un té, (decía un viejo comercial de infusiones).

Me puse a pensar en esto de tener la posibilidad de aprender algo nuevo, de hacer algo distinto a lo que uno esta acostumbrado a hacer, y lo raro que me parece que esto ocurra a mi edad… Afortunada? mmmh ya lo creo!

Mi trabajos cual consiste en analizar información on line sobre visitas y comportamientos de 3 señales de cable en internet. Mundo nuevo si lo hay, donde todo el tiempo pasan cosas nuevas y hay que estar constantemente re aprendiendo cosas, pero como nadie tiene la última palabra, vamos probando; entonces trabajo con analytics, y planillas de comportamiento, cuadros, power points y planillas de excel, y me paso el día con ellos, tratando de descularlos… cosa que no me es tan fácil….

Cuando me ofrecieron este trabajo sentí que era una oportunidad. Veremos que me demuestra el tiempo, pero si se que mas alla de como resulten las cosas, realmente estoy aprendiendo cosas nuevas, y cosas que no mucha gente sabe, ni tiene la oportunidad de aprender.

Esta bueno empezar algo nuevo a los 40 (casi 43), como toda gran historia en mi vida vuelvo a reemplazar a una chica embarazada  (me ha ocurrido antes en uno de mis trabajos mas importantes, y será alguna cosa con la maternidad????), pero esta vez, soy claramente una de las mas grandes, y esto sí es la primera vez que me pasa… pero no lo vivo mal, escucho y opino si cabe la oportunidad…

De alguna manera siento que tengo ovarios, me lo permito….y lo disfruto también; porque la vida siempre nos esta queriendo enseñar algo, así que trato de no ensañarme y me dejo llevar, hasta donde llegue. No lo vivo con mucha ambición y a veces fantaseo con la posibilidad de quedarme trabajando un tiempo… aquí.

Ya veremos que nos depara el destino!

Buen fin de semana!

Carla

Como el feminismo nos cago la vida.

nosotras podemos!!Bueno, tal vez sea un poco categórica y me tilden de machista, no es así.

Ya se que el feminismo trajo un montón  de beneficios: igualdad de derechos en algunos casos, posibilidad de voz y voto en otros, posibilidad de disfrutar del sexo y las ventajas de la anticoncepción, etc, etc pero yo hablo de algo mas terrenal, de la vida diaria, en ese sentido creo que el feminismo nos cagó la vida (disculpen la mala palabra, es la que mejor describe la sensación)

Ahora somos independientes y todo lo podemos hacer: podemos tener hijos con un donante de esperma, tener un departamento propio, un auto, un alto cargo en una compañía, nuestro propio negocio, viajamos solas y somos maravillosas. No necesitamos nada de nadie, somos superchica o la mujer maravilla, la sociedad, la publicidad, (y nosotras mismas), nos dice todo el tiempo que podemos, y nosotras seguimos adelante, y vamos por mas.

Saben que? basta para mí.

Yo necesito de los demás. Necesito Pedir y recibir ayuda.

Necesito un hombre (porque me gustan los hombres, sino eligiría una mujer) que me acompañe en la vida, con quién compartir lo que me pasa, con quién pensar el “por venir”; no quiero poderlo todo, es muy desgastante, es triste estar sola todo el tiempo y tomar decisiones: desde qué comer, hasta qué nos queda mejor para salir… quiero pensar que alguna vez me podré tomar un año sabático y que alguien se pueda ocupar de mi, mientras yo hago todo eso que dejo para mas adelante…

Quiero que alguien pueda ocuparse de mis hijos, que les lea cuentos, que los lleve al cole,  y a fútbol, que vaya a las reuniones de padres o compre el mapa que necesitan para mañana, no quiero correr sola.

Quiero que alguien se emocione conmigo, porque a Balta se le cayo su primer diente, y lo busque en el piso porque no lo encuentra y el ratón Perez no va a venir….

Quiero amigas para reirme y contar lo que nos pasa, para compartir historias y reinos de estupideces. Quiero a mis padres porque disfruto de ser hija y no estar sola, y compartir con ellos lo que nos pasa…

No me digan que ser una gran profesional y tener una gran carrera es el camino a la felicidad, porque no es cierto. Estar arriba es estar muy solo, es pensar con quién almorzar, a quién copiar en un mail, o con quien te conviene ser amigo….el poder es solitario. Y para que sirve?

Y en definitiva, que es poder? Poder que? Poder comprar, poder tener mas cosas?

Poder viajar en primera clase? Para encontrares con quién? quien te espera? quién deja mensajes en la contestador de tu casa…? (no de tu celular, de tu casa)

Si bien no creo que las mujeres queramos estar en casa todos el día cocinando, lavando y planchando (tampoco como Betty Drapper de Mad Men), me parece que tampoco queremos esto que ocurre hoy: trabajar 20 horas por día, llegar extenuadas, ver pasar los días, y no saber que pasa con nuestra gente.

Y creo también que creernos esto nos ha hecho mucho daño. En nuestro presente, en la vida que elegimos. Conozco infinidad de mujeres que no pueden elegir, que están solas añorando su mejor época, y que se arrepienten de haberle dedicado a la carrera, los mejores años de su vida y que dejarían todo, sin mirar atrás, por encontrar a alguien que se haga cargo de ellas y sus necesidades emocionales y  económicas. Y todas lo confiesan en conversaciones de amigas, o donde no hay un hombre que pueda escucharlas….

Entonces , vuelvo otra vez, con lo mismo, finalmente, tanto poder solas, no nos cago la vida?

bs

Carla