Tacones o ballerinas?

Guau! 11 de enero…. todavía vale decir Feliz año nuevo?

Espero que si, Feliz año para todos!!!  😀

Es tiempo de correr otra vez, de volver a trabajar mucho, y que mis últimos días de descanso, donde realmente pude descansar y desconectar la cabeza, hayan quedado bien atrás….

Es raro para mi volver a trabajar en relación de dependencia, no me quejo mucho porque yo lo pedí y la situación no esta para quejarse, pero volver a pasar por situaciones en donde se juegan jerarquías, derechos de piso, cuidarse de que los demás no nos hagan cosas que no queremos (cuidarse el culo, se dice en mi país), es algo a lo que si bien puedo reconocer de lejos, ya estoy desacostumbrada.

Me cuesta mucho no estallar, no decir que no estoy de acuerdo, volver a hacerme de abajo, y recomenzar un camino….

Me cuesta darme cuenta que es probable que pongan por sobre mi, a una persona 13 años menor que no tiene idea de que como funciona mi trabajo diario y parte de su gran mérito es su amplia disponibilidad para quedarse a trabajar hasta las tantas…. Y no la menosprecio, hoy salió a cubrime por un error que cometí y yo le agradecí mucho el gesto, pero siento yo que  debería tener un mejor lugar…

Aunque después,  cuando me equivoco y se frunce el estomago como cuando tenia 18 años, me cuestiono, qué es lo que quiero en este momento de mi vida? Yo quiero, trabajar, estar tranquila, volver a mi casa y disfrutar de mi vida personal? O, Me interesa complicarme ne reuniones interminables donde nada se resuelve, y están llenas de personas que no tienen a donde volver?

Me cuesta pensar en que zapatos quiero ponerme en este momento de mi vida….y es así de literal: salgo de mi casa en ballerinas, zapatillas o alpargatas, me cambio antes de llegar y me pongo tacos de 7u 8 cm, que llevo todo el día, de un lado al otro y cuando termino de trabajar y me tomo el tren para volver a mi casa, vuelvo a las ballerinasImagenImagen

No se que quiero ser, no se si quiero una carrera profesional, o un trabajo tranquilo que me permita disfrutar de mi vida, me pague los gastos y no me complique….

No me considero una persona mediocre, tal vez mi autoexigencia sea grande y necesite tener todo controlado y organizado, pero no se si tengo tantas ganas de complicarme en planes de carrera y todo el rollo, pero por otro lado…. no estoy acostumbrada  a jugar de callada…y a tener un lugar mas secundario….

Tacones o ballerinas ?

esa es la cuestión!

bs, Carla

En que zapatos….?

Anuncios

Actitud y tacos altos

botas de Kenneth Cole
Hoy, me calcé unas botas con taco y mientras lidiaba en cómo caminar con ellas, me acordaba de un libro que leí hace un tiempo, llamado “El vestidito negro”, (Nancy MacDonnell Smith) y encontré este párrafo para compartir con ustedes, hablando de zapatos, de sexo, y de hombres

“Los tacones enfatizan de manera caricaturesca los atributos femeninos: hacen balancear las caderas, y sobresalir los senos y el trasero (aproximadamente un 25% según Harper’s bazaar). Los psicólogos sugieren que las mujeres que usan tacos altos, lo hacen para paliar al envidia al pene (esta triste conclusión se basa en que el taco, se le parece….. en fin!)

Una mujer usa tacos es absolutamente consciente que tiene poder, y que caminando con ellos puede conquistar a cualquier hombre que se interponga en su camino.”

No creo que sea  tan así… yo uso taco porque me veo mejor, disimulo mas los kilos, me veo mas alta y la ropa me queda mas linda…No sé siempre pensé que la actitud  era mas importante, “creersela”, como decimos acá… mas allá que saber que una puede conquistar hombres siempre es importante 😉

Hace un tiempo, hablaba con mis amigas sobre el jean y la remera blanca (remera, camisa, musculosa, lo que fuere) es una vestimenta básica, que forma parte de mi vestuario habitual. Nunca me interesó vestirme de mas para salir,  (ni faldas cortas, ni mucho maquillaje, ni stilettos, nunca fue mi estilo)  siempre confié en mis jeans (y botas de distintos tipos: mas altas, mas bajas), para causar un buen impacto.

Lejos estoy de parecerme a ella, pero encontré esta foto de Miranda Kerr (una de las chicas de Victoria Secret) con una leyenda de GQ, que decía mujeres:  imitenla!
Miranda Kerr en Jeans y camisa blanca

Se vé que no estaba tan equivocada! Alguien me presta un sombrero?

Carla

 

 

 

He dicho!

Cuando pa’ Chile me voy….

Que ilusa! yo creí que me iba de vacaciones y nada de eso ocurrió!

Santiago divino, la gente super amable y educada, la ciudad muy limpia, prolija y linda (cuando tendremos algo así, por estos pagos, eh?), el hotel muy bien (les paso el dato: La Sebastiana), y Aerolíneas se porto bastante bien, salvo que nunca nos avisaron de la  reprogramación del vuelo de vuelta y gastamos una pequeña fortuna en taxis de ida y vuelta al aeropuerto.

Balta se enfermó el miércoles a la noche, nada grave, una angina, nada que un par de días de Ibupirac no puedan bajar, así que no tenía mucho ánimo de paseo, y como buen enfermo, se quejaba todo el tiempo. El viernes me encontré con Mariana, una amiga del laburo de hace unos años que se fue a vivir a Chile, estuvo bueno el reencuentro, porque ahora, mas allá del  trabajo, hablamos de proyecto de cada una. Su hijo Valentino es un mes mas grande que Benja, así que estábamos chochas hablando de niños y pañales, de lo poco glamorosa que esta Santiago;  si bien, hay mucho dinero y la gente se viste mejor, una sigue creyendo que tiene mas “onda.”

El sábado alquilamos un auto y nos fuimos a hacer Viña del Mar- Reñaca-Zapallar, mucho transito, mucho lío, a la ida vomitó Balta, a la vuelta,  Benja, los único que alucinábamos con la playa éramos Juan y yo… en fin, aprendimos que los trayectos no deben ser mas de 100km, y que los dos niños tienen estómagos sensibles…  El domingo y el lunes fueron mas tranquilos, dividimos los paseos con juegos para chicos, lugar para gatear y leída de cuentos. Juan? padrazo, hizo compras, curo heridas, lavo niños vomitados… un sol…

Cansada? Puf! mucho mas… Despegue? un poco sí, ya subirme a un avión, me hace sentir diferente…Zapatos? nada…. ni para envidiar…..

beso, les dejo una foto de la playa para suspirar…

Carla

la esposa de…”

El jueves pasado tenía que acompañar a mi marido a un evento de prensa de una marca internacional de zapatos “glamoroso” de un cliente suyo. Mas allá de todo el tiempo que perdí pensando que me ponía, que me entraba, como me quedaba, y que quería parecer, finalmente resolví con jeans, una remera con brillo, botas altas y un pañuelo amarillo.

Al llegar me dí cuenta que conocía el lugar, unos años antes, hostee un evento ahí, era otra época de mi vida: era gerente de Marketing y Prensa Regional  de una multinacional (sí, sí, era muy grossa!), y hacía un lanzamiento.

Cuando llegamos no pude evitar mirar todo y sentir un poco de nostalgia, enseguida me dije; no es tu evento, no te invitaron a vos, soy la mujer del arquitecto. Nos recibieron muy bien, los clientes son los dirigentes de la empresa y son super amables; era un evento fashion, lo conducía Ronnie Arias (impecable), y la celebritie  era Lola Ponce.

Me quede parada al lado de mi marido, mirando todo, en una escalera, encontré dos millones de errores, no de jodida, podía haber sido un evento del carajo, hasta lo cubrió CQC, y estuvo totalmente desaprovechado; algunos errores? nadie entrenó al presidente para hablar en público, ni presento a su mujer (que también trabaja en la compañía y tiene un cargo importante)  a la celebritie principal (que por supuesto no la saludo), el regalo era super pobre, la gacetilla no tenía una foto del presidente vocero de prensa en este caso… en fin… No pude conmigo: le tire un par de tips al presi antes del discurso para que entrara menos nervioso,  la mande a la esposa del presi a sentarse al lado de Lola, y cuando cerro, la felicite junto a Ronnie Arias diciéndole que todo había salido bárbaro! El  (Ronnie) me lo agradeció con un beso y abrazo, yo? feliz, tengo un costado absolutamente cholulo.

Después nos fuimos mi marido y yo juntos, solos a cenar, caminando de la mano… yo estaba contenta, mas allá de todo, me gusta ser su mujer y poder acompañarlo….

A eso de las 22 hs, nos convertimos en calabaza: mi papa llamo, mis niños lloraban y tenían sueño. Hora de volver a la vida normal.