day off

Ayer por primera vez en años me quede en casa enferma, tengo una angina tremenda, y me recetaron de todo, anque cama.

Lo deje a Juan a cargo y me acomodé; leí revistas, tomé sopa, mire películas y series todo el día, jugué con los chicos cuando vinieron, pero también en la cama.

Saben que? lo re disfruté. Quiero mas días así en mi vida!

Juan agotado, a la noche me lleve a los chicos a dormir yo…

Carla, “enplacada”

Se busca servicio domestico, otra vez…

Finalmente decidí que no voy a quedarme con Ema. Y el hecho que lo definió fue el siguiente: la semana pasada Juan mandó a traer las puertas para la escalera para que Benja no se suba, (y por ende,  no se caiga), apenas las puso le explico a Ema en su mejor versión para tontos: Cuando Benja esta arriba se cierra la de arriba, y cuando esta abajo cerras la de abajo. Ella dijo entender. Yo me pasé toda la semana recordándoselo, al principio bien, pero el martes, me canse y se lo repetí en mal tono, y ante su cara de culo, agregue, no es una estupidez, Benja se fue estando con vos por la escalera 3 veces. Esa tarde, cuando volvíamos del jardín, después de merendar, veo que volvió a dejar la escalera abierta, así que me acerque a preguntarle de mejor modo que es lo que ella entiende cuando yo digo cerrar la puerta de la escalera, contrariada, me respondió: es que no me acostumbro… y yo con mi mejor cara le dije: y cuando Benja se caiga por la escalera, que vas a hacer? pedirme disculpas?.

En fin. También pensé en hacer un cuadro de doble entrada viendo los pros y los contras y resolver que pesaba mas, pero la realidad es que ya no me siento segura para dejarle a l menos a Benja solo…. Aprenderá? tal vez, pero cual es el costo?

En el cuadro ponía: a favor: confianza, conocer a la familia, saber que no me esta robando nada, en contra: actitud de creer que mi casa es suya, ser desubicada con las cosas, distraída, desordenada, y darme cuenta de que mas allá de aceptar las correcciones, no sabe: hacer las camas, cocinar, escucha la música alta como si estuviera sola y hay que ajustarle clavijas cada 15 dias….

No me gusta cambiarle la persona que esta en casa ni a nosotros ni a los chicos, pero no puedo quedarme así, con esta cosa de no saber cuando se le va a caer un chico, ya sea por la escalera o porque se mueve tanto que no lo sabe manejar…

disculpen re doméstica estoy!

xoxo

Carla

Olvidense, ya fue!

Domingo perfecto

Hoy leía el editorial de la nueva Harpeer’s Bazaar (Ana Torrejon es lo mas, extrañaba mucho sus editoriales) y hablaba de categorizar los sueños: pequeños como darme le lujo de escribir este blog, y tener continuidad, medianos: soñando con viajar pronto y tomarme unos dias de vacaciones, aunque sea toda una semana, y grandes como hoy domingo: que no salí mas que a dar una vuelta, ví que mis calas empiezan a crecer, Balta y yo sacamos una bolsa entera de hojas feas del jardín, cocinamos todos juntos, (nada raro,  par de tartas) y almorzamos sin grandes urgencias, ni corridas a las 3.30 PM, salimos a pasear y dar una vuelta en bici, mis papas vinieron a desayunar y tomaron sol, (después se fueron) y por primera vez en 5 años, me senté a leer el diario del domingo y la revista nueva de Harpeer’s Bazaar.

Es uno de esos momentos en los que paro a disfrutar y no miro la zanahoria de adelante.  Mañana seguramente será un dia complicado, entre las corridas del trabajo, la incertidumbre, reuniones, proyectos, esta semana tenemos que ir de nuevo al cirujano por Benja, y debo decidir que hacer con Ema… Pero hoy, hoy es un día soñado, hoy es un dia feliz, hoy es mi día perfecto.

Buena semana!

Carla

Perdón por la ausencia, mi semana fue muy estresante, y la verdad, estoy totalmente agotada; esta semana vino de visita un cliente mío de E.E.U.U., si bien yo trabajo para la empresa acá, vino quién toma las decisiones importantes.

Fue muy cansador: reuniones todos los días, presentaciones, salidas a cenar (en realidad esa fue la mejor parte porque terminaba resultando muy ameno conocerla, y compartir un poco experiencias no solo de trabajo sino de vida) se fue ayer, con algunas decisiones importantes para mí tomadas: mi permanencia con este cliente en principio  dependerá del volumen de actividades, proyectadas y aprobadas, por ahora hay, y seguro hasta Junio, después ya veremos…

Igual mi vínculo con ella sé que es bueno, lo fue el año pasado y sé que esta vez también se fue contenta no solo conmigo sino con mi trabajo.

Así que con esto de entrar y salir, estuve dejando a Benja con la chica nueva, Ema. Un tema no menor, ya que la semana pasada no fue demasiado buena: Benja casi sale a las escaleras de la puerta de entrada, y en vez de mirarlo ella lo sentaba en una silla mientras hacía otra cosa, sin contar el día, que toque el timbre cargada de cosas del supermercado y el cochecito y ella no me abría la puerta como quedamos, porque se había tenido que bañar porque estaba indispuesta…. la cosa terminó bastante mal, yo me enoje un montón diciéndole poco amablemente cual era su lugar, y que mi casa no era su casa, y mis cosas no están a su disposición (se tomo la mitad de un te de Dean & Deluca sin siquiera consultar….!), volviendo, no me fue fácil dejarlo porque tenía miedo que no lo tratara bien… algo de eso hubo dejándolo en una silla…. pero creo que no va a durar mucho mas… ayer le pregunté a Balta, a vos Ema no te gusta, no?  “no, mamá” me dijo y “crees que algún día te va a gustar”, le pregunté. “No”, contestó y se rió. Mientras lo dejaba un momento, me doy cuenta que Benja le había pegado en la cara… calculo que no a propósito, pero bueno el gesto esta…  no sé que hacer; por un lado quiero mandar todo a la mierda, por el otro pienso que  es chica y que empezar de nuevo con otra tal vez sería mas de lo mismo… Voy a charlarlo con Juan este fin de semana y les cuento.

bs,

Carla

Obsesivos

La verdad es que fue una semana bastante difícil, Benja estuvo muy complicado: hace varios días que cuando quiere hacer caca grita como loco, y no estoy exagerando, grita de verdad. Al principio pensamos que era estreñimiento,  le cambiamos la dieta, le dimos Lactulón, le pusimos mil y una cremas para que no lastime, hasta que vimos sangre y nos asustamos, el pediatra, al que conocemos desde hace 5 años, y confiamos mucho en él, nos derivo con un cirujano infantil. Creo que pocas veces estuve tan asustada, y que si alguien me miraba fijo un rato, me ponía a llorar. Benja, es tan chiquito, tiene solo 15 meses, no habla todavía, es muy desesperante mí pensar que mi hijo puede ir a un quirófano  a esta altura de su vida, pero confío mucho en el pediatra y allá fuimos. Y hablo en plural porqué fuimos los 4;  Juan  me acompañó, porque le dije que no podía sola con esto y Balta también quiso venir y acompañar a su hermano. El cirujano un capo; no solo por tener mas de 20 años de experiencia en el Hospital de niños (y unos ojos que han visto muchas cosas), sino por la cancha con la que lo revisó. Benja se quejó, pero lo pudo revisar con mucho cuidado. Y aparentemente no tenía nada.

Hablamos durante un rato, sobre como es Benja, lo miraba, lo estudiaba, a mi se me ocurrió decirle que en el último tiempo el había empezado el maternal y había una persona nueva trabajando en casa, y el médico me miro y me dijo, creo que es por ahí… y por el cambio de etapa (de oral a anal), hay que hacerle un par de estudios, no invasivos por suerte Rx y Ecografía y en principio nada mas…

Cuando volvíamos, mas tranquilos, pensaba en como somos nosotros:

Juan es “durmiendo con el enemigo”: ordena la ropa por color, cuando lo conocí, las latas de su casa estaban ordenadas por clase y tipo, esta mejor, pero su vestidor, es mucho mas ordenado que el mío.

A Balta de chiquito lo obligaban a ensuciarse las manos, porque no le gustaba;era tremendamente ordenado con sus juguetes, y no le gustaba que le cambiaran las cosas de lugar la frase típica era: “esto no va a así, mamá, va así como lo pongo yo”

Y yo, que tampoco estoy exenta, con esto de la chica nueva en casa, me doy cuenta que me molesta que me toquen mis cosas, que me las ordenen distinto, y hasta que ponga los almohadones de otra forma, que no sea la misma.

Evidentemente los hijos no caen tan lejos de sus padres… Benja es controlador, es de fijarse quién esta, y que esta haciendo y de tener todo bajo su mirada. En el jardín me decían que no deja entrar a nadie que no conoce a la sala porque llora, y que se tomo su tiempo para salir a explorar el patio…

Todo un aprendizaje para todos; sobre como somos, y como hay que trabajar determinadas cosas con nuestros hijos, por mas que sean chicos, y otra cosa mas, como pedirle a Juan y decirle que no podía hizo que no solo me acompañara sino que también me contuviera y no me dejara sola en esto…. saber pedir.

beso,

Carla

Mi hermana mete la cola otra vez…



Hola, hola!

Sobrevivimos a la primera semana con Ema, Balta no volvió a devolver, y por un tema de trabajo tuve que dejar a Benja con ella, un par de horas y nada paso. Anoche teníamos una cena, pero no los dejé. Obse? sí. Pero me pareció un poco rápido… y Balta se negó rotundamente;  pero miren lo que me pasa mañana: mi hermana, se acuerdan de mi hermana? la que siempre mete la pata, si Pato,    (https://apasionadablog.wordpress.com/2011/01/24/les-presento-a-mi-hermana/) les cuento el caso: mañana tenemos entradas para ver a U2, ella se había ofrecido a quedarse a dormir en casa y ocuparse de los chicos, cuando se enteró que era domingo todo se complicó (ojo para mi también es un chino que sea domingo, y en La Plata, pero no me quedan muchas alternativas…) primero se quedaban acá y yo las llevaba el lunes a la mañana al colegio y su casa, la llamé ayer a la mañana para corroborar todo y  quedarme tranquila, porque Juan y yo sabemos que siempre mete la cola, me   dijo que creía que estaba todo bien que le quedaban coordinar un par de cosas con el papa de Azu (mi sobrina) y de hecho le dije que vengan temprano así comíamos un asado juntas….y por supuesto, anoche, en medio de la  cena, me mando un txt,( dato importante: Pato no llama jamas, tira bombas vía sms)  y dice (Textual) “Hablemos mañana, no me puedo quedar a dormir bs”

Me amargue apenas vi el mensaje porque me imaginé todo el lío que se me venía encima (dato no menor: cuando vino Coldplay, que Benja tenía 40 días, me hizo lo mismo, y se quedaron con  Estela, que vino especialmente, una santa!), y por supuesto ya no disfruté la cena…. Llamo esta mañana a casa, diciéndome que estaba super apurada, que no me preocupe, que viene, pero cuando llegue Ema   y los chicos se duerman,  se vuelve a su casa, que es muy complicado para Azu, levantarse acá y salir tan temprano para el colegio.

Podremos estar de acuerdo o no, yo en algún lugar pienso que en el fondo no es mala, y que no mide, no mas allá de su propia nariz, pero me da por las pelotas que siempre me haga lo mismo y que la sacrificada sea ella.  En fin… ya veremos que pasa mañana.

bs

Carla

Agrego comentario: Pato finalmente vino a las 4 de la tarde, y mi mamá se quedó a dormir. Los chicos estuvieron bien y salvo la vuelta que fue caótica, el show fue tremendo, increíble y supremo. Nunca vi algo así. Mucho mensaje, mucho derechos humanos, piel de gallina de escuchar a Leon Gieco, y saltar con la misma fuerza que a los 16 las canciones con las que crecí… Fuerte… Juan? feliz, ver su banda favorita lo eleva. El lugar divino pero demasiado lejos, demasiado complicado para volver. La cana bien, la gente bien. Otro país…

Servicio Doméstico

Este  es un nuevo tópico para mí, pero tengo que hablar de esto: ayuda doméstica.

En realidad no es nuevo porque desde que nació Balta, hay alguien que trabaja en casa (a veces vive con nosotros y otras no), desde hace varios años que Estela trabaja en casa, y ahora se va. Estela es una señora de unos 47/48 años, con hijos grandes, que un día sintió que sus hijos crecieron y decidio trabajar en casa medio dia, “sentía que podía ser útil” eso me dijo cuando al conocí. Y al verdad es que es maravillosa: es muy buena con los chicos y la adoran, maneja la casa de taquito, y es una luz. Contras? Falta mucho o llega tarde, juega, juega y no trabaja nada.; y teniendo su casa y su familia no se queda nunca en casa, si queremos salir o tenemos algun programa. Entonces, después de muchas idas y vueltas, decidimos de mutuo acuerdo que ella se iba e íbamos a tomar a una persona nueva.

Después de mucho buscar y entrevistar candidatas inverosímiles, (me agoto de solo pensar lo que vi), decidimos traer a la hija de la señora que cuida a mi suegra de Perú., por un tema de confianza y de que a mi suegra nunca le falto nada; Una chica de 23 años a la que conocimos el domingo. Un shock.

Se llama Ema, tiene buena presencia, y ninguna experiencia. Lo cual ameritó una charla larga sobre las cosas de la casa y su comportamiento que tenía que hacer: ser discreta, mirar a los niños (pero que ella esta para trabajar y no para jugar), respetar horarios, mesura con la heladera, y ponerse ropa adecuada (lease, no usar short y musculosa), y que el horario de la cena es nuestro y no compartible.

Duro? Sí, lo sé, pero hay cosas que se dicen el primer día, sino miren: come si no hubiera comido nunca: dos sándwiches y una porción de tarta de almuerzo, un plato enorme de papas con un bife de cena, y la pregunta de: Sra. Carla, no hay gaseosas en su casa? no traje ropa para trabajar, o encontrar su celular cargándose en mi escritorio…., porque el enchufe estaba disponible…

En fin! saben que? yo no creo ser jodida. Trato muy bien a la gente que trabaja conmigo (casa u oficina) , y yo debo estar desacostumbrada, pero creo que lo que me molesta es la forma de tomarse mi casa como suya, o creer que tiene derecho a todo, como si esta fuera su casa y no su trabajo. No sé, tal vez porque Estela es muy respetuosa, y no se ha tomado atribuciones que no tiene o que nadie le dio.

Los chicos? Balta devolvió el primer día que se levantó y  la vio en la cocina a la mañana, lavando platos. y Benja al principio le tiraba todo al piso y ahora al menos, la mira y se ríe un poco…

Juan? poco y nada, no le gusta esto del abuso de confianza tampoco, pero creemos que es una buena forma de tener tiempo para nosotros.

Nada fácil, eh?  Ya les contaré.

Bs, Carla